Inicio»Al momento»Denunciarán a dirigente por ingresar con hombres armados a propiedad privada

Denunciarán a dirigente por ingresar con hombres armados a propiedad privada

0
Compartidos
Google+

La Unión de Productores Unidos contra las Invasiones A.C. desmintió categóricamente al dirigente estatal de la CNC, Wilberth Ruiz Poot, quien intenta “lavarse las manos” en el conflicto de tierras en la ex hacienda Boholá de la comunidad Emiliano Zapata y por lo que será denunciado penalmente por ingresar con hombres armados a una propiedad privada.

Manuel Hernández Ruiz, presidente de esta asociación y afectado al tener en comodato esa superficie para la siembra, denunció   que los presuntos invasores mantienen bloqueado el acceso a este predio y tres de sus trabajadores están desaparecidos.

REGRESAN EJIDATARIOS A PARCELAS

TENABO.- Luego de que durante varios días un grupo armado sitiara tierras de cultivo en Emiliano Zapata, ejidatarios regresaron desde el sábado pasado a sus parcelas sin caer en confrontación, aseguró el comisario ejidal, Juan Antonio Ku Chan.

Según sus declaraciones, desde el fin de semana fue liberado el acceso y pudieron ingresar y trabajar en sus cultivos, mientras que las personas armadas que custodiaban la zona se retiraron.

El grupo armado operó bajo las órdenes de Humberto Valdez, quien reclama autoridad sobre esas tierras, explicó Ku Chan. Sin embargo, los ejidatarios las han trabajado por más de 20 años y cuando les impidieron el acceso surgió el descontento.

A pesar de ello no cayeron en conflicto ni en actos violentos –dijo— pues la intención es sólo continuar labrando la tierra porque de ello depende el sustento de 42 familias de campesinos, unas 100 personas.

La tierra en disputa desde el pasado 28 de septiembre tiene una extensión de mil 400 hectáreas, que la gente armada de Humberto Valdez aseguró, pero posteriormente hubo acuerdos para que los jornaleros tuvieran paso a sus milpas y apiarios, explicó.

Durante esos días los custodios contratados por Valdez construyeron cabañas y torres de vigilancia, dañaron cercas y luego sitiaron el lugar, pero desde el sábado se retiraron sin que hubiese agresiones ni intento de secuestros por ninguna de las dos partes, añadió el comisario.

Noticia anterior

¡No vamos a fallar!

Siguiente noticia

Violador recibe la custodia del hijo de su víctima