Inicio»Carmen»En peligro, 15 mil reses

En peligro, 15 mil reses

0
Compartidos
Google+

La Asociación Ganadera Local (AGL) reportó a la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR) del Gobierno del Estado que 15 mil reses en la Península de Atasta se encuentran en riesgo por las afectaciones en pastizales a raíz de las inundaciones dejadas por los frentes fríos. Solamente en la semana anterior, se reportó la muerte de 30 cabezas de ganado.

El líder de los ganaderos en el municipio, Santiago Rueda Heredia sostuvo que ayer autoridades de la dependencia estatal trasladaron hasta las comunidades de la península 25 toneladas de alimento y 22 toneladas de maleza, mismas que entregaron a los productores con el fin de apoyarlos y se disminuya el riesgo de muertes de ganado, pues el reporte del año anterior fue que murieron 200 reses.

“El problema inició formalmente al presentarse las lluvias que vinieron con los diversos frentes fríos y las zonas donde se mantenían los animales se llenaron de agua. Hablamos más o menos de más de un metro y 50 centímetros, lo que subió el nivel de agua, en la que hay muertes de vacas como de becerros, y se mantienen en riesgo todas las localidades aunque el agua ya bajó un poco”, dijo.

La situación de los ganaderos se torna complicada debido a que si continúan las lluvias podrían morir más reses por falta de pastos que no pueden crecer en las áreas bajo agua, por lo que la maleza es la única opción para a los animales, y se solicitó este apoyo a la SDR como una medida urgente.

El problema radica oficialmente en que las salidas naturales están obstruidas por diversas causas, ya sea por el exceso de basura o porque la misma erosión o dinámica de las corrientes del agua de mar las cierran; sin embargo es una realidad que al caer la lluvia, lo acumulado no encuentra salida y toda esa agua se queda estancada en terreno del productor quien oficialmente es quien se ve afectado pues sus vacas o becerros se ahogan.

Algunos de los puntos en donde hay afectación severa es el campo de Bachacal y La Uvita, en donde se han registrados hasta 30 decesos, tanto de vacas y becerros.

Rueda Heredia comentó que esta problemática tiene solución, pues el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) puede incluir dentro de su presupuesto mantenimiento de compuertas de punto para permitir la salida de agua en caso de inundaciones, así como entrada de agua a las tierras si se requiere.

Noticia anterior

Dormita al volante y se impacta con árbol

Siguiente noticia

Operativo en bares y calles deja 9 detenidos