Inicio»Carmen»Oceanografía extendió sus nexos en Comunicaciones

Oceanografía extendió sus nexos en Comunicaciones

0
Compartidos
Google+

La empresa Oceanografía extendió sus negocios hacia otras áreas de la administración pública como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

De 2002 a 2004, de acuerdo con registros del sistema Compranet, el Gobierno Federal le entregó a la empresa de Amado Yáñez dos contratos por invitación y le adjudicó de manera directa cinco contratos más por un monto total de 200.3 millones de pesos.

De ellos, las dos invitaciones las extendió la Secretaría de Comunicaciones en el 2002, a través de la Dirección General de Puertos por un monto de 1.4 millones de pesos para “estudios y proyectos y para supervisión” de obra no especificadas.

Para 2002, la Administración Portuaria Integral de Coatzacoalcos le adjudicó de manera directa, sin mediar licitación, un contrato por 152 mil pesos para realizar el “maleo de la zona de escolladera y canal de navegación con equipo sonar de barrido lateral”.

Un año después, nuevamente la Dirección General de Puertos favoreció a la Oceanografía con una adjudicación por 77 mil 416 millones de pesos para “estudios y proyectos”, sin especificar las obras.

INVESTIGACIONES

La sospecha sobre una de las mayores proveedoras de la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) siempre estuvo presente.

En 2007, la Secretaría de la Función Pública reveló que había llevado a cabo la auditoría No. 064-06 a Pemex Exploración y Producción en 2006 para revisar los contratos asignados a Oceanografía.

Sin embargo, en el oficio número CI-SFP1938/2007, Expediente No. CI/674/07, la secretaría detalló que el informe de resultados de dicha auditoría se integró a un expediente que fue reservado. El argumento para la reserva fue que: “su difusión podría causar un serio perjuicio a las actividades de verificación del cumplimiento de las leyes, prevención y persecución de los delitos y a la impartición de la justicia”.

 

LA FAMILIA ESTÁ TRANQUILA

“En la familia, la propia y la ampliada, estamos muy tranquilos, aquí no hay nada que ocultar”, dijo el ex presidente Vicente Fox Quesada al preguntarle sobre los presuntos vínculos de su hijastro Manuel Bribiesca con la empresa Oceanografía, asegurada por el Sistema de Administración Tributaria (SAT) tras aparecer involucrada en un fraude por 235 millones de pesos.

La mañana de ayer, Fox Quesada quería hablar sobre la crisis en Venezuela “y el barbaján de Maduro”. Pero había otras preguntas. Un reportero lo abordó sobre la petición de legisladores federales para que comparezca a propósito de la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán del penal de Puente Grande, dos meses después de que asumió la Presidencia.

Confundido –o adelantado al tópico que ya esperaba– el ex presidente se hizo bolas con la pregunta y así respondió:

“Brevísima mi declaración. Que se definan los delitos, que se persiga incansablemente a los culpables, una vez que haya justicia y castigo, abiertamente y contra quien le toque. En la familia estamos muy tranquilos, aquí no hay nada que ocultar, nada de qué preocuparnos. Toda la familia, la propia y la extendida”.

–¿Por lo de Oceanografía también?

–“Pues a ésa te referías, ¿o a cuál otra?”

–A El Chapo…

–¡Ah, que la chingada! Mismo caso, si hay algo que presenten, que prueben… mi referencia es a Oceanografía, que se castigue a los culpables, que se definan y describan los delitos porque hoy tengo mucha confusión de qué se trata. Y tercero, que la familia estamos muy tranquilos, no hay preocupación alguna con ese tema”, dijo.

El vicecoordinador de los diputados federales del Partido de la Revolución Democrática, Miguel Alonso Raya, hizo un llamado a la Procuraduría General de la República (PGR) para que, como parte de las acciones que está emprendiendo en contra de Oceanografía, informe públicamente quiénes son los accionistas de esta empresa, a fin determinar, de una vez por todas, si los hermanos Bribiesca, están o no detrás de esta compañía.

Tras el aseguramiento de Oceanografía por la denuncia de Citigroup Inc. Al descubrir el fraude en créditos otorgados por Banamex a dicha empresa, el legislador señaló que estos hechos dan la razón a quienes desde hace tiempo presumen que la proveedora de Pemex incurrió en tráfico de influencias y complicidad con gobiernos gracias a la intervención de Fox, por la presunta participación de los hijos de Marta Sahagún como accionistas.

Alonso Raya urgió a la Cámara Baja a aprobar la minuta de la Fiscalía Anticorrupción enviada por el Senado, pero también dejó en claro que la PGR no deberá usar dicha figura para llevar ante la justicia sólo a ciertos personajes o para darle un uso político, sino “para que se meta a fondo en el combate a la corrupción”.

Noticia anterior

Oceanografía, ajuste de cuentas contra Fox

Siguiente noticia

Garantizan abasto de pescados y mariscos