Inicio»Carmen»Defrauda Yáñez hasta… Holanda

Defrauda Yáñez hasta… Holanda

0
Compartidos
Google+

MÉXICO, DF.— El alcance global de los problemas de Oceanografía llegó a Holanda.

El segundo banco más grande de los Países Bajos, Rabobank Group, es uno de los acreedores más importantes de la empresa de Amado Yáñez Osuna, y corre el riesgo de no recuperar un monto superior al impacto que sufrió Banamex en sus utilidades por el fraude que se imputa a Oceanografía.

El banco holandés se suma así a la lista de instituciones que habrían sido defraudadas por la compañía de Yáñez: Banamex, Pemex, IMSS y la firma noruega Norsk Tillitsmann.

En septiembre pasado, cuando Oceanografía informó por última vez sobre su situación financiera, indicó que le debía 220 millones de euros o poco más de cuatro mil millones de pesos a Rabobank Group, grupo financiero que por sus activos es casi 11 veces más grande que Banamex.

Este último tuvo que rebajar tres mil 177 millones de pesos a sus utilidades de 2013 tras descubrir el fraude.

Las dos líneas de crédito originales de Rabobank, por 236 millones de euros, fueron otorgadas en la década pasada a una filial de Oceanografía, Caballo Frión Arrendadora y sirvieron para la compra de los barcos Don Amado, Amado Daniel, Don Daniel, Caballo Galiceno, Caballo Xanthus, entre otros según reportó la compañía en septiembre de 2011.

En el prospecto para la colocación de su bono de 160 millones de dólares garantizado con el buque OSA Goliath, difundido en círculos financieros en septiembre de 2013, Oceanografía admitió que estaba pendiente el pago de 220 millones de euros a Rabobank.

PAGARÉS

Citigroup no es el primer banco estadunidense que tiene problemas con Oceanografía. En octubre de 2011, PNC Bank, el décimo banco más grande de Estados Unidos, demandó a la empresa y a su presidente Yáñez Osuna ante la Corte para el Distrito Sur de Texas en Houston.

La acusación fue por incumplimiento en el pago de 29.5 millones de dólares y 10.8 millones de euros.

En 2008, la compañía emitió cinco pagarés de corto plazo por un total de 29.5 millones de dólares para comprar 24 mil 222 metros de tuberías de acero fabricadas por Tubacero. Éstos fueron garantizados por Yáñez a título personal, y sus fechas de vencimiento estaban fijadas entre febrero y marzo de 2009.

En el caso de Hoop Lobith, Oceanografía se comprometió en junio de 2006 a pagarle 11.7 millones de euros para la construcción de un buque.

La deuda sería liquidada en un plazo de tres años, pero en 2011 seguía pendiente el cobro de 10.8 millones de euros.

En septiembre de 2012 PNC solicitó a la Corte desechar el caso, presuntamente tras llegar a un arreglo confidencial con Oceanografía.

Noticia anterior

Motociclista y ciclista lesionados en choque

Siguiente noticia

Baby shower de María Guadalupe