Inicio»Carmen»Llamó Cohuó Muñoz a un cambio estructural en lo espiritual a los feligreses

Llamó Cohuó Muñoz a un cambio estructural en lo espiritual a los feligreses

0
Compartidos
Google+

A las siete de la noche, los santos óleos bendecidos por el obispo de Campeche, José Francisco González González arribaron a la parroquia del Señor de la Misericordia, en donde el padre Marcos Cohuó Muñoz al realizar la misa crismal hizo un llamado a los fieles a efectuar un cambio estructural en lo espiritual que permita conceder el perdón a nuestros semejantes.

Dicha ceremonia es oficiada en cada diócesis, en donde todos los sacerdotes se reúnen para llevarla a cabo.

En la eucaristía los sacerdotes se comprometen una vez más por servirle a la gente, recordaron el momento en que se consagraron ante Dios y se exponen los óleos de los catecúmenos y de los enfermos, recordando que no solamente los enfermos de cuerpo lo pueden recibir o que estén a punto de morir, sino todo aquel que esté enfermo del alma o del espíritu.

 

ÓLEO DE LOS ENFERMOS

El primero de los aceites bendecidos es el óleo de los enfermos, está destinado al sacramento de la unción de enfermos o extremaunción. En este sacramento se entiende el aceite de oliva como medicina, que consolará y fortalecerá al enfermo. En última instancia simboliza la sanación definitiva que llegará con la resurrección, es por ello que uno de los tres tipos de óleos sagrados está destinado a administrar el sacramento de la unción de enfermos.

El óleo de los catecúmenos está destinado a los actos de exorcismo que pretenden alejar al cristiano del mal y del pecado. Se utiliza en la ordenación sacerdotal para el servicio divino y en la consagración de los monarcas. También prepara a los que van a ser bautizados para el rito, exorcizándolos y preparándoles para renacer en el amor de Cristo.

El santo crisma es un óleo mezclado con algún bálsamo o aroma como fragancia simbólica y para facilitar su distinción con el resto de óleos. Este aceite de oliva está destinado al sacramento de la confirmación y ordenación sacerdotal el obispo traza una cruz con el aceite sobre la frente del cristiano simbolizando la donación del Espíritu Santo.

Noticia anterior

Mini bares

Siguiente noticia

Real Madrid se alza campeón de la Copa del Rey, vence al Barcelona 2-1