Inicio»Carmen»Que vigilen a ejidatarios que venden predios

Que vigilen a ejidatarios que venden predios

0
Compartidos
Google+

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), debe aplicar un operativo contra los ejidatarios de Isla Aguada que comercian ilegalmente terrenos a la orilla de la playa, así como también contra las personas o empresas que continúan saqueando ilegalmente la arena en las costas del Municipio, señaló la presidenta de la asociación ecologista Marea Azul, Lourdes Rodríguez Vadillo.

Indicó que estas acciones arbitrarias por muchos años se han estado realizando en el municipio y las dependencias ambientales las siguen, lo que significa que no han puesto la atención necesaria para tratar de detener o disminuir esta situación que realmente provoca una gran afectación a la Isla, pues no obstante vender las zonas que son hábitat de especies marinas también destruyen las barreras naturales al saquear la arena.

“No se puede continuar permitiendo que la gente lucre con las zonas naturales de la región, estos predios son parte del ecosistema marino y terrestre de Isla Aguada, pero por unos cuántos pesos estas personas están acabando con la naturaleza que es su principal atractivo ya que al comercializar estos predios a empresas o personas, comenzarán a privatizarlos”, enfatizó.

El saqueo de arena que se presenta en la costa del municipio es un problema que también perjudica a la Isla, así como la depredación de las barreras naturales que la protegen cuando se registra alguna creciente, sobre todo en la temporada de huracanes, sostuvo.

En tanto Miguel Ángel Maldonado Willis, regidor del Ayuntamiento, dijo que la venta ilegal de predios a la orilla de la playa realizada por ejidatarios Bde Isla Aguada encabezados por la comisaria ejidal, Guadalupe Vargas Barrera, debe ser investigada por la Profepa, pues este acto pone en riesgo la anidación de las tortugas marinas en el municipio.

Noticia anterior

Petróleos, responsable de vigilar a Tradeco

Siguiente noticia

Despide Chivas a La Volpe por “conducta inapropiada”