Inicio»Carmen»Procederán legalmente contra la máxima Casa de Estudios

Procederán legalmente contra la máxima Casa de Estudios

0
Compartidos
Google+

Verónica González Gutiérrez, dueña de la empresa AMRH Internacional Soccer, S.A. de C.V., anunció que procederá legalmente contra la Universidad Autónoma del Carmen (Unacar) por el incumplimiento del convenio de comodato para uso del Estadio Delfín, exigiendo además el pago de una deuda de 11 millones de pesos.

En rueda de prensa realizada a las cinco de la tarde de ayer en un restaurante, la presidenta de Club Delfines, Verónica González Gutiérrez, confirmó igualmente la salida de los equipos de Segunda y Tercera divisiones, ligas Premier y de Ascenso MX.

Acompañada del administrador del club, José Garrido Mancilla, y del presidente deportivo, José Luis Malibrán Lacorte , González Gutiérrez dijo que esta determinación se debe a que el rector, José Antonio Ruz Hernández no respetó el convenio que él mismo firmó.

Reconoció que adeuda tres millones de pesos a la Universidad, exigidos por Ruz Hernández para firmar el addendum, pero aseguró que la máxima Casa de Estudios le adeuda a ella 11 millones de pesos erogados en la rehabilitación del estadio, que costó 20 millones de pesos.

Asimismo mostró comprobante de la transferencia de 500 mil pesos que hizo a la cuenta de la Unacar para el pago del consumo de energía eléctrica, otra de las condiciones que puso Ruz Hernández para firmar el documento y respetar el comodato a la empresa AMRH Internacional Soccer.

Además Ruz Hernández exigió el descuento del 50 por ciento en entradas a los partidos para los universitarios, lo que igualmente es mencionado en el primer contrato realizado con el ex rector Sergio Augusto López Peña, manifestó.

De igual forma mostró el ademdum que firmó Ruz Hernández el 12 de diciembre del 2013, donde no se estipula la obligación de la empresa de solicitar autorización a la Rectoría para realizar eventos deportivos, comerciales o de entretenimiento en el Estadio Delfín.

Recalcó que va luchar para que se respete lo acordado ante la falta de criterio de Ruz Hernández y el poco profesionalismo que ha tenido el emitir comunicados de prensa desprestigiando a su empresa.

En la transformación del Estadio Delfín la empresa AMRH Internacional Soccer ha invertido más de 80 millones de pesos, por lo que si las autoridades fallan a favor de ella, Ruz Hernández podría enfrentar una nueva deuda, subrayó.

INCUMPLIÓ CLÁUSULAS

En tanto la Unacar aseguró en un boletín que las declaraciones de González Gutiérrez son “temerarias”, y argumentó que AMRH International, S.A. de C.V., incumplió algunas cláusulas del convenio.

Una de ellas sería la obligación de solicitar permiso para uso del Estadio Delfin para eventos no deportivos, aunque luego en el mismo documento se reconoce que el permiso para el espectáculo de Marc Anthony fue solicitado el pasado seis de mayo.

La Unacar habría negado la autorización para este espectáculo debido a que no beneficiaba a la institución y podría generar deterioro del estadio, y Management Productions sólo ofreció 150 mil pesos por los gastos que generaría a la Unacar, mientras las utilidades serían de alrededor de 30 millones de pesos.

Igualmente la máxima Casa de Estudios informó que los tres millones de pesos solicitados a AMRH International, S.A. de C.V., eran para realizar instalaciones deportivas en el Campus III, como se establecía en el acuerdo.

Por último, la Unacar declaró “obligado solidario responsable al señor Sergio Augusto López Peña por los daños ocasionados a la Unacar, en virtud de haber concesionado indebidamente el Estadio Delfín” permitiendo “lucrar con el Patrimonio Universitario a empresas privadas que nada tienen que ver con el quehacer universitario”.

“Por todo lo anterior, la Unacar reitera a la comunidad estudiantil, académica y a la sociedad carmelita en general que está utilizando todos los medios legales que están a su alcance para retomar el orden y control del Patrimonio Universitario y que de igual manera, está llevando a cabo otras acciones, que por su propio carácter tienen clasificación de información reservada”, finaliza el boletín de la Universidad.

Noticia anterior

Internas del Cereso también celebran

Siguiente noticia

Itatí Cantoral, en novela colombiana