Inicio»Carmen»Nitrógeno Cantarell y Planta de Gas, asesinos

Nitrógeno Cantarell y Planta de Gas, asesinos

0
Compartidos
Google+

Luego de una reunión celebrada en la sala de juntas de la Casa Ejidal de Atasta, 300 ejidatarios, entre ellos 230 afectados en sus tierras de uso común,  y el presidente del Comisariado Ejidal, Jacinto Vera Jiménez, llegaron a la conclusión que el contrato del 12 de marzo del 2013 quedó finiquitado desde hace varios meses,  por lo tanto la Planta Procesadora de Gas (PPG), ubicada en la zona norte de este ejido  utiliza ilegalmente terrenos que no les corresponde.

En tanto Jorge Arturo García Hernández, presidente de la Organización para el Progreso Comunitario y Familiar del Carmen,  aseguró que ellos no sólo deben exigir el pago por la ocupación de sus parcelas sino la inmediata desinstalación de ésta que es una bomba de tiempo para la salud de los lugareños y la de Nitrógeno Cantarell, pague daños y perjuicios que ha ocasionado por la grave contaminación tanto al medio ambiente como a sus habitantes.

Primeramente Vera Jiménez dio a conocer que el contrato de ocupación de 545 hectáreas que mantenía Petróleos Mexicanos (Pemex), desde hace 30 años con el ejido de Atasta, finalizó el 12 de marzo del 2013. Por lo que tomaron el acuerdo que si el día 20 de este mes, después de que se reúnan las autoridades de Pemex con representantes del ejido en las oficinas de la Subsecretaría “C” del Gobierno del Estado, con sede en Ciudad del Carmen, no llegan a una solución positiva, bloquearán la entrada que da acceso de la Planta de Gas de Atasta.

Como se recordará, TRIBUNA Carmen publicó oportunamente hace algunos meses, cuando ejidatarios dieron autorización mediante firmas para que Pemex gestionara la expropiación de las 545 hectáreas que mantiene ocupadas, pero a partir de ese entonces no han tenido ninguna repuesta favorable.

Vera Jiménez, señaló que la paraestatal los ha discriminado siempre y aunque no quiere generar ningún conflicto, los propios ejidatarios le exigen que se realice la protesta, pues Pemex aduce que ya fue finiquitado el pago de las áreas.

“No vamos a dejar cabos sueltos, porque Pemex bajo mentiras y falsedades pretende no pagar la expropiación, y si cometió el error de entregarle el recurso a otras ex autoridades ejidales es su problema”, aseguró.

En tanto el presidente de la Organización para el Progreso Comunitario y Familiar del Carmen, García Hernández sostuvo: Pemex está generando una epidemia de cáncer en la región, en donde está dejando una estela de muerte destrucción, ecocidio, contaminación y pobreza extrema. Las emisiones de estas plantas son mortíferas pues envían al medio ambiente ácido sulfhídrico, plomo, cianuro, oxido de carbono y ácido clorhídrico, elementos y compuestos químicos que van minando poco a poco el organismo de la población y finalmente acaban por matarlos”.

Al mismo tiempo aseguró que la infraestructura médica sigue siendo precaria en comunidades de Atasta, por lo que un enfermo de cáncer en ellas tiene bastantes probabilidades de agravarse, como ha ocurrido en los últimos 36 meses, con saldo de 30 fallecidos sobre todo por cáncer de pulmón.

 

Noticia anterior

Malecón es atracadero de embarcaciones: Ruiz Díaz

Siguiente noticia

Corte: Son privados los datos de servidores