Inicio»Carmen»Le cierran puertas de Pemex a Layda

Le cierran puertas de Pemex a Layda

0
Compartidos
Google+

Vigilantes impidieron el acceso al edificio administrativo de Petróleos Mexicanos a la candidata de Morena a la gubernatura, Layda Elena Sansores San Román, por lo que en improvisado mitin en la banqueta de la entrada, señaló a la empresa ser un cascarón,  y es necesario que los trabajadores estén informados para que no sean lastimados en el nuevo contrato colectivo de agosto.

Desde temprano la aspirante morenista acudió a las puertas de la sede de la compañía petrolera mexicana en la Isla, en donde saludó y platicó con quienes se disponían a iniciar sus labores.

Al llegar a la entrada principal del edificio administrativo, los agentes de seguridad cerraron las puertas e impidieron pasar a empleados. Esa circunstancia permitió celebrar el mitin.

No era necesario perjudicarlos en sus horarios a los trabajadores, señaló, y advirtió esto sólo es reflejo del miedo que siente Pemex, o lo que queda de la empresa. Abran la puerta, nosotros nos comprometemos a no entrar.

“Es esta la muestra de lo que hace Pemex, no hay nadie que dé la cara, todos bajo el manto de la corrupción y el miedo,  lo que está pasando en las plataformas, que se han incendiado, es porque no les dan mantenimiento y hacen lo que pueden y siguen gastando dizque en mantenimiento 30 millones de dólares, es un burla, porque ese dinero es lo que se deja de invertir”, apuntó.

No pueden condicionarles el trabajo los dirigentes sindicales de Pemex. En lugar de ponerse en su lugar y defenderlos, los agarran de moneda de cambio. Nos han dado una puñalada en el corazón, Pemex está sentenciado de muerte y ustedes son invitados a su funeral”, expresó Sansores.

Lo más importante para los trabajadores de  la empresa del Estado en este momento es verificar las condiciones del contrato colectivo, pues los líderes sindicales no están haciendo nada por ellos. Discutimos con el dirigente del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, por cobarde.

Recordó que en la tribuna del Senado lo llamo “senador holograma”, que parece de tercera dimensión, pero que realmente está plano y jamás pasó a tribuna a defender a los trabajadores de Pemex.

Las empresas que suministraban productos a Pemex, ya no serán usadas. Ahora serán foráneas, las cuales incluyen hasta chicles, señaló, y advirtió que aún le queda una esperanza a México, y es el 2018 con Andrés Manuel López Obrador.

Pemex se ha convertido en cascara. Sin refinería y petroquímica es un residuo de lo que era y están repartiendo las aguas someras. El Gobierno mexicano ha tomado una postura entreguista hacia los Estados Unidos.

Noticia anterior

Es un agitador que extorsiona

Siguiente noticia

Inician plantón en el Palacio de Gobierno