Inicio»Carmen»Que lo despidan; no tiene calidad moral

Que lo despidan; no tiene calidad moral

0
Compartidos
Google+

Padres de las víctimas de la discoteca News Divine del Distrito Federal exigieron al alcalde panista, Pablo Gutiérrez Lazarus, la destitución inmediata de Guillermo Zayas González, como director de la Policía Municipal, por ser una persona que a todas luces no tiene ningún tipo de autoridad moral para controlar los destinos de Ciudad del Carmen en temas tan delicados como la seguridad pública.

Además se dijeron decepcionados y ofendidos por el munícipe, cuando le reprocharon por tener como funcionario a ese personaje que encabezó un operativo policiaco fallido donde fallecieron sus hijos, así como tres policías, no dejó de reírse de ellos.

“El presidente municipal es una persona joven que se quiere desmarcar de su antecesor, evidentemente es un hombre con ambiciones políticas pero cometió un error por falta de información al nombrar a Zayas González en ese importante cargo”.

A su vez el alcalde Gutiérrez Lazarus señaló que la presencia de los manifestantes en el desarrollo del programa “Miércoles Ciudadano” que llevó ayer al parque Central, fue obra de los regidores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quienes costearon su vuelo a esta ciudad.

Aseguró que asumirá cualquier responsabilidad de lo que pudiera acontecer con la actuación de Zayas González al frente de la Dirección de Seguridad Pública.

Hilda Barragán Martínez y Daniel Gershenson, presidente del Comité de Derechos Humanos del Ajusco, encabezaron la comitiva de los deudos de los jóvenes fallecidos en aquel antro el 20 de junio del 2008, quienes catalogaron al alcalde de corrupto: “Gutiérrez Lazarus es un socarrón al burlarse en nuestras propias caras ante la indignación, dolor que traemos y proteger ahora al presunto responsable”.

“Entre él y su cuerpo de regidores del mismo partido tratan de encubrir una injusticia”.

Noticia anterior

Hannah recibe aguas del Jordán

Siguiente noticia

Denuncian por robo a ex alcalde chenero