Inicio»Carmen»Alcalde, títere de Juan José Mendoza Vior

Alcalde, títere de Juan José Mendoza Vior

0
Compartidos
Google+

El alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus es un títere de Diana Méndez Graniel, secretaria del Ayuntamiento y Juan José Mendoza Vior, presidente del Comité Directivo Municipal (CDM) del Partido Acción Nacional (PAN), quienes lo mueven como una marioneta, sólo gesticula y dibuja una sonrisa socarrona.

Manifestó lo anterior  el  secretario general del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Luis Alonso García Hernández, quien dijo es hora que Gutiérrez Lazarus se “corte el cordón umbilical” y se ponga a trabajar.

Indicó que esas dos personas tienen el poder sobre el Ayuntamiento, antes Méndez Graniel iba fungir como síndica jurídica, pero de última hora le gustó ser la secretaria de la Comuna, aun cuando no tienen la capacidad para ocupar dicha responsabilidad.

“Diana es una persona déspota, sin escrúpulos, por esa razón no tiene los requisitos que se necesitan para desempeñar su cargo. Se requiere mucho tacto para resolver problemas y no para acrecentarlos, fue incapaz este Gobierno de manejar la situación con los sindicalizados”.

 

BENEFICIO PERSONAL

Sobre Mendoza Vior, subrayó, es un sujeto que desde que tomó las riendas de su partido, no ha hecho otra cosa que buscar beneficio personal, sus aires de prepotencia también lo han llevado a ser una un sujeto temido.

Ese señor debe dejar de meter las manos en el Ayuntamiento, se debe dedicar de lleno a dirigir a su partido, asimismo permitir que el muchachito Gutiérrez Lazarus haga frente a su responsabilidad como primera autoridad de la ciudad.

“Tal parece este muchacho Pablo piensa que sigue en una de las ligas de fútbol. Gobernar al municipio es cosa de juego pero no es así, aquí se está aposta mucho, es la economía de la capital petrolera del país.

“Gutiérrez Lazarus no es el presidente municipal, sólo es un pelele que no sabe cómo enfrentar un conflicto sindical y ante su incapacidad para resolverlo, terminó en un zafarrancho entre los mismos trabajadores del Ayuntamiento donde hubo muchas personas afectadas.

“En tan solo 23 días de Gobierno demostró que no tiene incapacidad para gobernar un municipio como El Carmen ni tampoco autoridad, su inmadurez política para negociar con los burócratas, ocasionó una batalla campal entre los mismos trabajadores y personas que fueron privadas de su libertad.

“Tuvo que esperar más de 24 horas para poder enfrentar el problema y aún más bochornoso fue el tener que solicitar el apoyo de los diputados locales del PAN para que lo apoyaran en las negociaciones con los líderes sindicales.

“Mientras los trabajadores desesperados y enardecidos terminaron enfrentados unos con otros donde hubieron personas hospitalizadas por problemas de salud, pero todo esto fue por culpa del alcalde en no fajarse los pantalones y enfrentar al problema con la base sindical que lo único que exigían era un dialogó para exponer sus necesidades”.

Asimismo indicó que la falta de asesores políticos y la inexperiencia de Pablo Gutiérrez Lazarus como servidor público sumirán aún más al municipio en un rezago social y económico; sin desarrollo.

Además como otra prueba más de su incapacidad del edil fue no poder resolver los conflictos sociales con la aparición en escena de la presidenta del Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN, Yolanda Valladares Valle para enfrentar a los enardecidos pobladores de Isla Aguada que mantuvieron tomada la caseta del Puente de la Unidad por tres días, así como también el cárcamo del acueducto paralelo “Chicbul-Carmen.

Noticia anterior

La detestable moda del “bullying”

Siguiente noticia

De alianza y compromisos