Inicio»Carmen»Rebosan alcantarillas de Belisario y Arcila; Ayuntamiento, omiso

Rebosan alcantarillas de Belisario y Arcila; Ayuntamiento, omiso

0
Compartidos
Google+

Vecinos de las colonias Belisario Domínguez y Arcila hartos de las inundaciones por obstrucción del drenaje en esas inmediaciones, exigieron al edil Pablo Gutiérrez Lazarus emprender medidas drásticas para limpiar alcantarillas, que son un riesgo sanitario o de lo contrario se demostrará que el Ayuntamiento es igual de incompetente que los anteriores.

Los habitantes Víctor Ortiz Gallegos, Adriana Mejía y Adelina Jiménez Chan manifestaron que desde hace más de 10 años tienen el mismo problema en cruce de la avenida Belisario Domínguez con la Isla de Tris.

Indicaron que cada vez que llueve la zona siempre se inunda, pero por días el agua permanece estancado, lo cual es un problema de nunca acabar, a pesar que han reclamado a las autoridades municipales, sólo se limitan hacer pequeñas modificaciones.

En tanto el automovilista Javier Orueta Díaz sostuvo que ahora tocará ver si el alcalde cumple con sus promesas de campaña o será uno más del montón.

En ésta existe una zona baja que no cuenta con desagüe, lo cual ha generado que cada vez que llueve el agua se almacene y en muchas ocasiones los automovilistas tengan que hacer maniobras para no quedar atrapados, debido que la altura supera llegar a 40 centímetros de altura, ni permite pasar a las personas.

“Quienes vivimos por la zona somos los que sufrimos, si vamos en la combi los señores nos bajan donde pueden parar, en ocasiones tenemos que bajar entre el agua y sufrimos las consecuencias ya que los demás automovilistas para no tener fallas en el motor aceleran la velocidad de sus unidades y nos mojan”.

Urge la pronta intervención del alcalde para que visite el lugar y vea de primera mano el diario vivir de quienes habitamos en colonias como Belisario Domínguez, Arcila, Volcanes, Renovación y Santa Isabel, concluyeron los habitantes.

Noticia anterior

Empleados no tienen equipo de protección

Siguiente noticia

Los enemigos de Campeche