Inicio»Carmen»Hunden sindicatos a Petróleos Mexicanos

Hunden sindicatos a Petróleos Mexicanos

2
Compartidos
Google+

La conmemoración del 78 aniversario de la Expropiación Petrolera se vio empañada por la pérdida de al menos 15 mil empleos en Ciudad del Carmen en los últimos 12 meses, el aumento en la delincuencia debido al desempleo y  la incertidumbre de decenas de prestadores de servicios que se han ido a la quiebra por el recorte del presupuesto a Pemex.

Lo cual contrasta con la opulencia de los dirigentes sindicales que estrenan negocios y presumen estilo de vida propio de multimillonarios.

Con más de 15 mil agremiados en la Región Marina de Pemex, Ciudad del Carmen es sede de dos secciones del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM): la 42, que encabeza el veracruzano Luis Gerardo Sánchez Pérez, y la 47, que dirige el también veracruzano Víctor Kidnie de la Cruz.

Ambos dirigentes han amasado inmensas fortunas a costa de los obreros adheridos a esa sección con la creación de las llamadas “cajas de ahorro”, es el negocio más grande que opera dentro de esa organización.  Se planearon en el tiempo en que los bancos negaban créditos a los asalariados, cuando se presentaba alguna urgencia los sindicalizados recurrían a sus dirigencias a solicitar apoyo económico.

En un principio la propuesta aprobada por los sindicalizados autorizó que las cajas iniciaran sus operaciones con capital proveniente de los que quisieran ser socios. La mayoría aceptó el descuento de su salario para comprar una acción que los convertía en socios, los que tuvieran capital lo podrían invertir con más posibilidades de ganancia, algunos atraídos por las ventajas de los intereses muy superiores a las miserias que en ese tiempo pagaban los bancos.

Unos cancelaron sus cuentas, otros vendieron sus propiedades y depositaron el dinero en las cajas de ahorro del sindicato petrolero, con la facilidad de poder solicitar préstamos inmediatos que se podían obtener con la comprobación de ser socio o sujeto de crédito y la indispensable autorización del secretario general en turno.

De esta manera se fueron incrementando los haberes de la minita de oro que resultó ser para los funcionarios sindicales convertidos en agiotistas, explotando un mercado cautivo como lo son los sindicalizados petroleros activos y jubilados, con el pago de elevados intereses por los apoyos otorgados.

Una investigación de la cadena CNN puso al descubierto que el cobro de los elevados intereses por los préstamos leoninos tienen a miles de activos y jubilados en todo el país endeudados hasta el cuello, sin que ninguna autoridad escuche sus denuncias ni les hagan justicia.

 

LÍDERES RICOS

Mientras tanto, los líderes se dan la gran vida derrochando descaradamente dinero a manos llenas, como si les perteneciera el recurso que descuentan por medio de las cuotas sindicales a los trabajadores activos y jubilados.

Debido a sus deudas, el salario de cientos de obreros va a dar a las arcas de las cajas de ahorro, mientras que los ancianos jubilados y enfermos, sin fuerzas, andan tocando puertas para ver quién los ayuda.

En la sección 47 del STPRM, el negocio leonino está a la alta, y los representantes quienes de acuerdo al CCT están para defender los derechos de los trabajadores solo sirven para aprovecharse de la necesidad de los éstos prestándoles dinero con altos intereses que difícilmente pueden pagar.

Se sabe que hay más de 100 demandas en los tribunales, por ahorradores que fueron defraudados “legalmente”, quienes piden que les sea devuelto su dinero aunque sea sin los intereses de los ahorros que desaparecieron inexplicablemente, culpan a los dos últimos presidentes y un tesorero fallecidos.

Pese a ello, se ha filtrado la información que las instalaciones donde se ubica la Sección 47 del STPRM localizado en el fraccionamiento San Manuel de ésta ciudad, se encuentra embargado y tiene que ver con el financiamiento y el funcionamiento de la caja de ahorro.

En contraparte, al dirigente, Víctor Kidnie De la Cruz se le vincula con al menos dos negocios en Carmen: el Crown City Casino, ubicado en la Avenida Periférica Norte, en terrenos del ex rancho Malibrán, en sociedad con la ex alcaldesa carmelita, Aracely Escalante Jasso, así como el hotel City Express Junior, ubicado en la esquina de la Avenida Isla de Tris y la calle Santa María de Guadalupe.

Otro de los grandes negocios del secretario general de la Sección 47 del STPRM, es la transportación de los trabajadores petroleros a diferentes estados de la República, principalmente Tabasco, Veracruz y Tamaulipas a través de una flotilla de autobuses de su propiedad, además de propiedades en Poza Rica, Veracruz, Álamo, y en Cancún, Quintana Roo.

Noticia anterior

Fallece menor al volcar coche

Siguiente noticia

Esperan a 60 mil viajeros en aeropuerto