Inicio»Carmen»Lodos químicos de firma china van hacia Laguna de Términos

Lodos químicos de firma china van hacia Laguna de Términos

0
Compartidos
Google+

China Oilfield Services Limited (COSL) vierte lodo industrial, aceites y otras substancias químicas contaminantes al subsuelo que van a parar a aguas de la Laguna de Términos, y el Ayuntamiento de Carmen no interviene porque le callan la boca con donaciones para los policías y juguetes para el DIF local.

Trabajadores encabezados por sus representantes Jaime del Jesús Valdez Pérez y Elías del Jesús Vega Ávila, denunciaron lo anterior y sostienen que ante las observaciones a la empresa asiática de parte de obreros mexicanos, los administradores y el supervisor del patio de maniobras, Daikin Kay, señala: “No problema, es México”.

La protección a la compañía china viene desde el trienio de Enrique Iván González López.

Por lo que dijeron —continuaron—, los directivos extranjeros ven a la Isla como basurero particular, donde no respetan las leyes ambientales y pueden hacer impunemente lo que quieran, gracias a que son solapados por las autoridades municipales.

“No hay contenedor para colocar el lodo industrial, ni para los aceites, ni para los químicos, todo va al subsuelo, la lluvia lo lleva al manglar cercano y los químicos finalmente terminan en la Laguna de Términos”, alertó Vega Ávila.

Al percatarse del daño, los directivos de la empresa COSL de México decidieron cambiar de lugar su patio de maniobras, concretamente del kilómetro 13 al 14 del lado de la Laguna, frente a la franja costera del Golfo de México.

El propósito es evitar cualquier responsabilidad si alguna autoridad ambiental inspecciona, aunque ya pasaron dos años sin que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos naturales (Semarnat) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) visiten la zona.

Durante la administración de Enrique Iván González López —ahondaron—, entablaron denuncias en la Dirección de Medio Ambiente y Recursos Naturales, que encabezó Yolanda Hurtado Hurtado, pero como la empresa COSL donó uniformes a los policías municipales y entregó juguetes y otros materiales al sistema municipal DIF-Carmen, no hicieron nada.

Valdez Pérez y Vega Ávila sostienen que ante tanta irregularidad, lo único que se puede pensar es que las autoridades municipales no hacen nada para no perder ese apoyo.

Noticia anterior

Se regulariza el 50% del transporte público

Siguiente noticia

Escandalizaba en casa de su abuela; viola restricción

2 Comentarios

  1. Elias del jesus vega avila
    12 junio, 2016 at 1:24 pm — Responder

    Y para complementar el impacto ambiental no se ha realizado una auditoria con personas sanas de corrupción siempre lo hacen a puertas cerradas y que el personal este alejado para que no l hagan preguntas..
    Tambien podremos agregar la irresponsabilidad que tienen al hacer pruebas hidrostaticas cuando el personal no esta certificado.. Ni capacitado para dichos trabajos..

  2. Empleado COSL
    16 junio, 2016 at 8:23 am — Responder

    Está bien que publiquen las cosas que se hacen “por debajo del agua” y que el gobierno proteje, está bien que expongan a las compañías y personas que están repercutiendo en daños al medio ambiente o a la sociedad. Lo que no está bien es que lo hagan sin fuentes concretas, sin una investigación, sin todos los medios requeridos para un reportaje o nota basada en hechos y no en chismes.
    No estoy seguro de lo que realmente sucede, ni sé si realmente es así como se trabaja. Lo que sí se es que nadie que trabaja en COSL se llama Dai Kincay porque no es ni siquiera un nombre chino. Lo que también sé es que están despidiendo a mucha gente, y esta gente está buscando la manera de hundir a la empresa con cualquier pretexto, o al menos de afectarla.
    Con el simple hecho de que no tengan sus datos acertados, y pongan los nombres de las personas mal, pierden la veracidad y la objetividad al publicar notas. Tengan cuidado, para que sus notas tengan credibilidad y no solo sean un pedazo de texto amarillista.

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *