Inicio»Carmen»Alcalde extermina pequeños negocios

Alcalde extermina pequeños negocios

0
Compartidos
Google+

El edil Pablo Gutiérrez Lazarus a través de su coordinadora de Gobernación Municipal, Rosa Moreno Marrufo extermina los pequeños negocios y contribuye con las clausuras indiscriminadas al desempleo que se vive desde el inicio de la crisis petrolera.

Declaró lo anterior el exdiputado local Róger Castillo Valencia, al indicar que en las tres plazas comerciales 130 establecimientos cerraron sus puertas de manera definitiva ante la falta de ventas y por no cumplir con el pago de las licencias que les exige el Gobierno Municipal.

“Y no es cierto que el Ayuntamiento no tenga dinero; la administración de Pablo Gutiérrez Lazarus gastará durante el 2016, más de mil 570 millones de pesos, el presupuesto más alto de la historia de esta Comuna”.

“Sin embargo, el alcalde no es capaz de ver más allá de sus narices y ordenó una agresiva campaña para el cobro de impuestos que únicamente redundará en el cierre de negocios”.

“Por lo tanto no se justifica su campaña de aniquilación de centenares de comercio a través de sus acciones recaudatorias”.

El también empresario dio a conocer que su familia cerró dos de los cinco negocios que tienen y desde el año pasado dejó de hacer gastos en publicidad.

Además resulta totalmente incongruente que mientras la Presidencia de la República y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público promulgaron una ley para apoyar a las compañías de Campeche y Tabasco, el alcalde nade contracorriente implementando una agresiva campaña recaudatoria y quienes no cumplen con sus exigencias les clausuran sus negocios.

 

SOBREVIVEN

Hasta el momento micros y pequeñas empresas sobreviven a la crisis, ya que la mayoría de las compañías foráneas decidieron irse apenas vieron que la situación se tornaba complicada.

“Soy locatario de varias plazas. Como sabes el negocio principal de la familia es la venta de joyería fina. Tenemos la ventaja de que nuestros productos no son perecederos y que su valor difícilmente disminuye e incluso con esos productos puedes realizar transacciones comerciales”.

“Lo que sí hicimos fue cerrar unos locales y preservar la mayoría de nuestros empleados, ya que enfrentamos la falta de liquidez, ya que cada semana tenemos que hacer un esfuerzo para pagarles sus salarios y mantenerlos en el Seguro Social”.

“Muchas empresas pequeñas como la nuestra no soportaron el  primer año de crisis y cerraron. Hoy te puedo decir que el 45 por ciento de los locales de Plaza Zentralia decidió cerrar. A la mayoría le exigieron el pago de impuestos municipales y no tuvieron dinero”.

“Lo mismo ocurre en Plaza Real donde ya cerró casi el 50 por ciento de los locatarios. Algunos simplemente bajaron cortinas y retiraron a los empleados. Prefirieron cerrar antes de que les clausurara el Ayuntamiento o que sus empleados los demandaran por incumplimiento de pago”.

“Tengo amigos en Plaza Zentralia que también tenían muy buenas expectativas, pero ya están quebrando pues tras el pago de servicios como la luz, renta y vigilancia, lo único que quedan son deudas”.

Con número en mano reveló que entre las tres principales plazas comerciales ya cerraron sus puertas 130 establecimientos; 50 en Palmira, 40 en Plaza Real y otras 40 en Zentralia.

Incluso afirmó que las únicas familias que no vieron afectados sus ingresos y que por lo contrario lo mejoraron, son precisamente los nuevos altos funcionarios de la administración municipal, ya que se asegura que “algunos de ellos hasta camionetas se compraron en plena crisis”.

“¿Cómo no van a mejorar su situación económica si prácticamente se sacaron la “bolita” con el mayor presupuesto que han tenido históricamente el municipio carmelita con más de mil 570 millones de pesos?”, externó.

Dinero hay, pero estos señores no tienen llenadera y atentan ahora contra las pequeñas empresas familiares que sí tienen capital transformado y asumieron riesgos de inversión.

“Yo fui diputado y te puedo decir que, aunque no me tocó la época de crisis, gran parte de mis ingresos los destinaba para apoyar a personas que me pedían cosas tan simples como medicamentos o para pagar sus pasajes, pero éstos señores ni siquiera se dignan a darle un peso a la gente pobre”.

Por otro lado confían en que las medidas implementadas por el Gobierno Federal y el gobernador Rafael Alejandro Moreno Cárdenas para apoyar y reactivar la economía de las empresas y las familias carmelitas.

Noticia anterior

El gobernador defiende sus intereses políticos

Siguiente noticia

Participan alumnos del Xail en Expo Empresas