Inicio»Carmen»Afectados 4,500; no los liquidó Oceanografía

Afectados 4,500; no los liquidó Oceanografía

3
Compartidos
Google+

Con la declaratoria de quiebra de la empresa Oceanografía, cuatro mil 500 obreros que no fueron liquidados se encuentran a la expectativa a no recibir sus finiquitos, mientras que sus 30 embarcaciones continúan dentro del Puerto Industrial y Pesquero “Isla del Carmen” y bajo resguardo del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

Ahora  tres mil empleados esperan recibir sus liquidaciones por despido injustificado y cerca de mil 500 obreros que aún laboran se verán afectados directamente por la situación jurídica actual de esa compañía entonces propiedad de Amado Yáñez Osuna.

Funcionarios del SAE no quisieron recibir al representante de TRIBUNA para que explicaran que pasara con los empleados al cierre de las operaciones tras el anuncio de quiebra.

Carlos Marín Palmeros, exobrero y representante de un grupo de extrabajadores, inició una demanda penal en la Unidad Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos y la Administración de Justicia con número 726/2016, en contra de Alfonso Maza Urueta y Norma Romero Mendoza, administrador y coordinadora jurídica del SAE respectivamente, por el desvió de ocho millones 800 mil pesos de un fideicomiso para pagar liquidaciones a los exempleados en 2015.

Indicó que la declaración de quiebra por parte del juez Felipe Consuelo Soto los afecta, pues de ganar los juicios laborales promovidos en la Junta Federal número 52” de Conciliación y Arbitraje en Ciudad del Carmen, no habrá activos que puedan ser asegurados con el fin de que se pague la liquidación.

“Al mal vender los edificios y los barcos, nosotros no podremos reclamar lo que nos corresponde ya que no habrá nada que embargar, ahora los tres mil 500 obreros que estamos peleando nuestros derechos estaremos peor”.

 

BENEFICIADOS

En tanto Jorge Refugio Barrera Alcocer, almacenista de Oceanografía desde 2006 y despedido en 2014, precisó que lleva dos años esperando que se le pague su liquidación, tampoco salió en la lista de empleados que resultaron beneficiados y cobran en la Junta de Conciliación y Arbitraje, donde le indicaron que está en lista de espera, pero con la resolución del juez pierde toda esperanza de recibir su dinero.

Por otra parte los obreros que omitieron sus nombres por temor a represalias y que aún laboran en la empresa, señalaron que nos les han informado su situación actual, pues ningún directivo o administrador del SAE ha querido hablar con ellos.

Por otro lado Martin Farías Uscanga,  operador de radiocomunicaciones, dio a conocer que mil 500 trabajadores están en los diferentes patios de maniobras y edificios que pertenecen al corporativo, con la incertidumbre de que pasará con sus empleos una vez que el síndico inicie la liquidación de los activos y la venta de Oceanografía.

En el Puerto Industrial y Pesquero “Isla de Carmen” la empresa tiene actualmente dentro de sus activos inmuebles cuatro edificios administrativos, el principal se encuentra en la calle 26 y que colinda con la calle uno de las instalaciones portuarias, donde hay equipos de oficina, herramientas de trabajo y maquinaria en general.

Incluso hay cuatro patios de maniobras, uno de almacenamiento de materiales y equipos al resguardo de almacén general “La Boshera”, donde se pueden apreciar vehículos de diferentes tamaños, grúas de carga, contenedores metálicos, equipos de mantenimiento industrial y otros objetos.

 

ACTIVOS MUEBLES

En sus activos muebles la empresa tiene 30 navíos de diferentes tamaños y capacidades de carga de los cuales 24 se mantienen acoderados en los tres muelles que tiene concesionados Oceanografía, otras cuatro embarcaciones se mantienen fondeadas en la Laguna de Términos.

Las de mayor calado – Titán II y Caballo de Eclipse- ancladas a una milla náutica en la boya de recalado o aproximación, todos tienen aproximadamente dos años en inactividad por estar aseguradas por la Procuraduría General de la República (PGR) debido al concurso mercantil que sostenía la empresa ante las autoridades federales.

Estas embarcaciones cuentan con tecnología de última generación y tienen un costo de aproximadamente 100 millones de dólares, las otras tienen un valor de más de un millón de dólares, pero no tienen orden de salida.

Entre las naves destacan; Caballo Galiceño, Caballo Siete leguas, Caballo Genitor, Caballo Xanthus, Caballo As de oro, Don Alfonso, Amado Daniel, Don Daniel, Don Amado y Caballo Maya.

Todos los activos muebles e inmuebles serán inventariados para poder ofertarlos en subastas públicas que permitan recuperar parte del capital invertido y pagar así la adeuda de 14 mil millones de pesos a prestadores de servicios, además de salarios, compensaciones y liquidaciones a más de mil 500 trabajadores activos.

Oceanografía tiene créditos fiscales pendientes superiores a 18 mil millones de pesos y siete mil millones más que reclama Banamex por el fraude en su perjuicio.

Noticia anterior

Rescata la Semar a dos náufragos en altamar

Siguiente noticia

Finaliza Curso de Verano del Centro Cultural Infantil