Inicio»Carmen»Inseguridad, por anarquía del alcalde

Inseguridad, por anarquía del alcalde

0
Compartidos
Google+

Empresarios y habitantes carmelitas están a merced de la delincuencia debido al desgobierno que se vive en Carmen por caprichos del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, advirtió el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Hilario Agustín Aquino Diego.

La falta de director en la Policía Municipal y de disponibilidad para asumir su papel dentro del esquema de coordinación total en mando policiaco en común con el Gobierno del Estado, subrayó, propicia un estado de anarquía.

A diario vivimos con el temor de ser agredidos físicamente ante el incremento de asaltos, inclusive a plena luz del día, expresó el empresario, quien reiteró que hay desgobierno en El Carmen.

“El alcalde cree que es apropiado dejar a un lado las opiniones de ciudadanos y cabildantes, pero así no se puede cerrar el círculo para garantizar seguridad”.

Mientras las autoridades estatales encabezadas por el gobernador Rafael Alejandro Moreno Cárdenas se preocupan por proteger y servir a la comunidad, el alcalde Gutiérrez Lazarus hace todo lo contrario.

La Policía Municipal descuida las colonias dejando a los ciudadanos a merced de la delincuencia. No hay prevención del delito y varios ciudadanos andan armados a bordo de vehículos, ante lo cual en lugar de programas de alcoholemia se debe priorizar una campaña de despistolización.

“Hay anarquía, no existe director policiaco municipal y el alcalde está más preocupado en pintar, barrer y ahora poner nomenclaturas, que en buscar soluciones al índice de delincuencia del que somos presa. Vivimos con el temor de ser atacados en cualquier momento”.

 

EXPOLICÍA CON ARMA DE FUEGO

Como se dio a conocer puntualmente en TRIBUNA Carmen, el sábado fue detenido el expolicía municipal Gilberto Román Magaña Santiago, quien fuera chofer de Gutiérrez Lazarus cuando éste estaba en campaña.

Tras recibir su constancia de mayoría como alcalde, Gutiérrez Lazarus lo designó jefe de uno de los cinco sectores urbanos en que está dividida la ciudad.

Pasó de chofer a policía con uniforme y arma a cargo, por lo que de inmediato miembros de la sociedad civil reprocharon que ahora este tipo de personas siembren el miedo.

Este exagente, cesado tras ser vinculado con el robo de autopartes al interior del corralón municipal, sigue vinculado a los llamados “Poseidones”, que vinieron a robar y desprestigiar a la corporación.

Noticia anterior

Protestan choferes yucatecos de Uber

Siguiente noticia

Imparten taller de lectura