Inicio»Carmen»Caso de la gasera queda en manos de cabildantes

Caso de la gasera queda en manos de cabildantes

0
Compartidos
Google+

El caso de la gasera queda en manos de los síndicos y regidores del Cabildo, pero mientras no convoquen a una sesión ordinaria, la planta de venta de gas LP puede ser instalada junto a sus hogares.

Los habitantes de los siete fraccionamientos ubicados en el kilómetro 10 de la carretera federal 180, recalcaron que el Ayuntamiento reculará en decidir de autorizar la instalación de ésta.

María Esther Cambranis Miranda, habitante del Fraccionamiento Misión del Carmen, en representación de los vecinos de los sectores, señaló que se reunieron con Marta Elva Velázquez López, directora de Desarrollo Urbano, donde externaron su preocupación y le exigieron investigar para que haya lugar y proceder en consecuencia.

“Por ahora estamos unidos logramos que se revirtiera la decisión de instalar la gasera pero no debemos bajar la guardia, pues mientras el Cabildo no sesione aún podemos ser sorprendidos”.

“Queda pendiente el tema de la gasera que aún se puede evitar su funcionamiento y de checar el tema del ecocidio que se realiza en la parte posterior de los siete fraccionamientos, por lo que continuarán luchando unidos para poder defender su seguridad”.

En tanto Acisclo Paz López, integrante del Consejo Consultivo Ciudadano en Ciudad del Carmen y que también estuvo presente en la reunión, indicó que tiene pleno conocimiento que esas acciones de destrucción son realizadas por el exalcalde Jorge Rosiñol Abreu, por lo que ya se presentó una demanda ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Por lo que la Comuna tiene que hacer lo propio y verificar por qué se le dieron los permisos.

Sostuvo que a la funcionaria municipal se le cuestionó sobre que la empresa propiedad de Rubén Rosiñol Abreu construye otro fraccionamiento, pero depreda el  manglar, pero desvió el tema y no tomó nota sobre el daño ecológico que realiza Jorge Rosiñol Abreu y su familia, desentendiéndose por completo de su obligación de velar por el cuidado del medio ambiente.

Por eso el tema del ecocidio por la tala ilegal de manglar, la Comuna  encabezada por Pablo Gutiérrez Lazarus no hará nada al respecto, pues la directora de Desarrollo Urbano no tomó nota de la petición de los habitantes de los fraccionamientos.

Noticia anterior

Aniversario de Alison

Siguiente noticia

Exigen a autoridades limpiar el cementerio