Inicio»Carmen»Nulifican quiebra de Oceanografía

Nulifican quiebra de Oceanografía

5
Compartidos
Google+

Oceanografía (OSA), propiedad de Amado Yáñez Osuna, logró que el Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito le concediera amparo provisional para nulificar la declaratoria de quiebra, lo que obliga a las partes a continuar el proceso de concurso mercantil.

Por su parte, los más de dos mil exobreros que tienen laudos pendientes por cobrar, temen que esta decisión retrase más el proceso de liquidaciones.

Mientras tanto, la mañana de ayer un grupo de trabajadores activos de Oceanografía realizaron paro laboral de dos horas, para exigir el pago de tres meses de salario que no les han depositado.

Advirtieron que de no llegar a un acuerdo, paralizarán labores por completo dentro de la empresa prestadora de servicios offshore.

 

SE PARALIZA VENTA

Con el amparo obtenido a favor de la naviera, se paraliza el proceso de venta de barcos, edificios, vehículos y equipos de Oceanografía, por lo que el caso debe regresar al juzgado de origen y redefinir los alcances de los acuerdos que se requieren en el concurso mercantil.

Dicho concurso señala que podría haber inversión de los acreedores, para que la empresa pueda resurgir y continuar con los servicios costa afuera a Petróleos Mexicanos, siempre y cuando sus activos como los barcos aún sean parte de OSA, por lo cual no pueden ser vendidos.

Esto afecta a los exobreros, porque los laudos en la Junta Especial número 1 de la Local de Conciliación y Arbitraje del Estado de Campeche, tienen como activo para el embargo la venta del barco Caballo Azteca, y por el amparo esto se cancela.

Además, fue girado oficio a este órgano de justicia laboral en el Estado, para que todo laudo que salga a partir del 8 de este mes no sea enviado al Juzgado Tercero de Distrito en Materia Civil en la Ciudad de México, cuyo titular es Felipe Consuelo Soto, lo que afecta a los más de dos mil obreros que desde hace dos años esperan que se les haga justicia.

En cuanto a los mil 300 empleados activos en la empresa propiedad de Amado Yáñez Osuna, ni les afecta ni les beneficia el amparo, pero lo que los lesiona es que Alfonso Masa Urueta, administrador impuesto por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), les ha informado que la compañía no tiene dinero para saldar sueldos.

Por eso, la mañana de ayer realizaron plantón de dos horas en el edificio administrativo y encararon a Joaquín García, otro funcionario del SAE, para exigirle que les paguen los tres meses de salario pendientes, de lo contrario, llevarán su paro laboral a las demás áreas.

Masa les indicó que entre la tarde de ayer y la mañana de hoy serían depositados los salarios, lo que desactivó momentáneamente el plantón.

Noticia anterior

Sin ejercer 600 mp para remodelación de escuela

Siguiente noticia

Piden a Profeco investigar a gasera