Inicio»Carmen»Deuda con Smapac, por ineptitud del edil

Deuda con Smapac, por ineptitud del edil

0
Compartidos
Google+

Es vergonzosa la ineptitud del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, debido a que el Ayuntamiento debe casi 50 por ciento de la cartera vencida del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Carmen (Smapac), que es de unos 56 millones de pesos.

Así lo señaló el síndico administrativo Alberto Rodríguez Morales, y calificó como grave que el edil no pague dicho impuesto, porque “con qué cara puede exigir a los ciudadanos que cumplan, cuando él no lo hace”.

Es lamentable —aseveró— que como administración municipal no seamos ejemplo para la ciudadanía, indigna que adeudemos a nuestras propias instituciones, principalmente el Smapac, que brinda servicio primordial.

Nadie debe estar por encima de la ley, principalmente servidores y funcionarios públicos, quienes deben ser los primeros en pagar impuestos para dar el ejemplo a los ciudadanos en el cumplimiento del pago de impuestos, lo que permite mejorar servicios.

Una acción que promueve el Gobierno del Estado es evitar este tipo de virtudes que se toman servidores públicos cada trienio, para fomentar la igualdad y la equidad en la comunidad.

Por lo anterior, el gobernador Rafael Alejandro Moreno Cárdenas propuso y logró eliminar el fuero a los funcionarios, para que nadie siga violentando la ley, destacó.

Asimismo, Rodríguez Morales explicó que el objetivo de recaudar es que la institución funcione eficazmente en beneficio de la ciudadanía, pero si el propio alcalde no tiene interés en contribuir, los usuarios tampoco.

El Smapac operó con número rojos en el primer año de gobierno de Gutiérrez Lazarus, por lo cual no fue posible abonar para atenuar carencias en la operatividad, como el pago por servicio de energía eléctrica.

Por otra parte, Rodríguez Morales  consideró sospechosa la entrega-recepción concretada por el propio munícipe, para destituir abrupta y autoritariamente a Octavio Oliver Cruz Quevedo e imponer a Roberto Figueroa Rueda, como nuevo titular de la dependencia descentralizada.

Lo más sano hubiera sido la entrega-recepción formal, lo que implica auditoría, para conocer cómo se encuentran las finanzas de la dependencia.

Sin embargo, como es costumbre del alcalde, lo hizo sin transparencia, porque posiblemente existe red de corrupción que no quiere que salga a la luz pública o fomenta tras bambalinas, finalizó.

Noticia anterior

Carambola en la Colosio

Siguiente noticia

Presentan libro de Liliana Ceballos