Inicio»Carmen»Auditen a dirigentes sindicales petroleros

Auditen a dirigentes sindicales petroleros

4
Compartidos
Google+

Los ingresos del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) deben ser auditados por la Federación, porque no es posible que los secretarios generales se enriquezcan en forma descomunal y los sindicalizados pierdan sus empleos, expuso José del Carmen Pérez Pérez, excandidato de Movimiento Ciudadano a alcalde.

Precisamente en concordancia con la política anticorrupción que encabeza el Gobierno Federal —aseveró—, deberían iniciar las correspondientes investigaciones a los dirigentes de las secciones petroleras 42 y 47, Luis Gerardo Pérez Sánchez y Víctor Kidnie de la Cruz.

“Estos secretarios generales petroleros se han enriquecido a costa de los obreros, quienes no tienen ninguna garantía de que sus derechos serán defendidos”.

Los sindicalizados tampoco pueden alzar la voz, pues perderían los beneficios ganados por años, razón por la que, ante la incertidumbre y para evitar conflictos con el sindicato y Petróleos Mexicanos, muchos decidieron jubilarse, explicó el también profesor.

De acuerdo con las modificaciones que hizo el Poder Legislativo federal a la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, los sindicatos están ahora obligados a transparentar los ingresos, que pueden ser por concepto de cuotas sindicales, el famoso dos por ciento por contratos y dinero para proyectos provenientes de Pemex.

El objetivo es establecer los principios, las bases generales y los procedimientos, para garantizar el derecho de acceso a la información en posesión de cualquier autoridad, entidad, órgano y organismo de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

Está muy claro que órganos autónomos, partidos políticos, fideicomisos, fondos públicos, cualquier persona física, moral o sindicato que reciba y ejerza recursos públicos o realice actos de autoridad de la Federación, entidades federativas y municipios, deben rendir cuentas.

Entonces —sentenció Pérez Pérez—, Pérez Sánchez y Kidnie de la Cruz deben responder ante autoridades y ciudadanía, por el destino que dan a las enormes cantidades de dinero que reciben y gastan.

Recientemente —expresó—, un supuesto trabajador de Pemex de nombre Luis Saucillo Alvarado, que protegió a capa y espadas a la Sección 47, aseguró que la conferencia del exboxeador Julio César Chávez González fue un programa de Pemex.

Este comentario generó polémica y enojo.

Noticia anterior

Lapidado en Nuevo San Antonio Ebulá

Siguiente noticia

Resurge el conflicto por ingreso al muelle