Inicio»Carmen»Peligra rendición de cuentas 2016

Peligra rendición de cuentas 2016

0
Compartidos
Google+

El gobierno de Pablo Gutiérrez Lazarus ha sido errante, y la falta de contralor y tesorero le impedirá rendir cuentas del 2016 y generarle observaciones y sanciones de la Auditoría Superior del Estado de Campeche (Asecam), cuyas revisiones inician este mes.

Coincidieron en lo anterior el síndico administrativo Alberto Rodríguez Morales, el diputado local Silverio Baudelio Cruz Quevedo, y el delegado del Freciez en el municipio, Rodolfo Marín Hernández, y lamentaron que edil no haya podido consolidar un gabinete de confianza, pues ha removido a seis funcionarios.

Para Rodríguez Morales, el cese del excontralor José María Pérez Vega y el interinato en la Tesorería que dejó Carlos Flores Olán, pueden poner en problemas a la Comuna en las revisiones que hará la Asecam.

Este tipo de despidos y cambios el signo de ingobernabilidad, pues ni el alcalde Gutiérrez Lazarus sabe quién podría traicionarlo, sentenció.

En los momentos más críticos, los supuestos funcionarios de confianza del edil le han dado la espalda, y un ejemplo claro de desliz administrativo es la aparente renuncia de Flores Olán en los preparativos para pagar prestaciones de fin de año.

Poco se sabe de cómo indaga personal de la Asecam las cuentas municipales, pero sin encargado o responsable habría trabas y vigilancia.

Por su parte, el legislador panista Cruz Quevedo señaló que en estos tiempos difíciles no se puede dar el lujo de tener acéfalos cargos importantes, como la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito.

Sin hacer a un lado el cese de Pérez Vega, indicó que la falta de titular de Seguridad Pública contribuye al incremento en el índice de atracos.

“Son tiempos complicados, por lo que dejar estos cargos sin titulares va en perjuicio de la ciudadanía. El edil debe ponerse de acuerdo con su Cabildo para elegir a los funcionarios, quienes deben dar la cara a los carmelitas”.

Los seis despidos indican que el edil no supo elegir gabinete, donde hay varios foráneos, y Tesorería no puede seguir acéfala porque es desde donde se gestionan recursos federales, firman cheques y verifican el cumplimiento de obligaciones fiscales. “Hay que ver qué tanto viola la ley al tener puro encargado de despacho”, remató.

A su vez, el freciezta Marín Hernández expuso que el despido del contralor Pérez Vega es artimaña del munícipe “para que no le auditen sus contadas obras, pues hay irregularidades administrativas”.

Es fuerte el rumor de que la salida del sinaloense Pérez Vega obedece a un conflicto de intereses con la secretaria del Ayuntamiento, Diana Méndez Graniel, contra quien habría en curso una investigación.

La tarea del contralor no debe estar supeditada a los caprichos de un alcalde, pero todo indica que intentar tocar a Diana Méndez le costó el cargo, lamentó Marín Hernández.

Para concluir, subrayó que no fue sano traer al exdirector policiaco Guillermo Zayas González y a Pérez Vega, porque el primero provenía de la Ciudad de México con antecedentes judiciales y el otro estaba involucrado en litigios por fraude.

Noticia anterior

Previenen abusos en las gasolinerías

Siguiente noticia

No repuntan ventas en el “González Salazar”