Inicio»Carmen»Combatirá Sedeco terrorismo fiscal

Combatirá Sedeco terrorismo fiscal

0
Compartidos
Google+

Con la firma de instalación del Consejo Municipal de Mejora Regulatoria, se obligará a los ayuntamientos a que no inhiban la inversión y se puedan crear nuevas empresas para generar más fuentes de empleo y combatir aquí el terrorismo fiscal implementado en contra del comercio organizado por el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus.

Señaló lo anterior, José Domingo Berzunza Espínola, secretario de Desarrollo Económico (Sedeco) ante la directiva de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) que encabeza Silvestre Fuentes Flores, quien planteó su preocupación por los onerosos impuestos tipificados y el hostigamiento de la administración municipal panista.

Asimismo pugnó porque se disminuyan los tiempos de espera de los trámites que se requieren para la apertura de un negocio y anunció que en los próximos días se firmarán los convenios entre la Sedeco y los 11 Ayuntamientos que conforman Campeche para la instalación del Consejo Municipal de Mejora Regulatoria.

Indicó que el objetivo es ofrecer a los inversionistas la certeza de que vean a Ciudad del Carmen como un área de oportunidad y no como una zona donde impera el terrorismo fiscal, pues solo así se logrará la reactivación económica que tanto esperan los carmelitas.

Ante la preocupación de los comerciantes afiliados a la Canaco, Berzunza Espínola afirmó que los ayuntamientos no deben inhibir la inversión aun cuando es obligatoria la imposición de gravámenes para la recaudación municipal.

Asimismo, insistió que se deben buscar otras opciones para obtener recursos, no aumentar los impuestos, sino incrementar el número de comercios que paguen sus contribuciones en tiempo y forma.

 

FUGA DE RECURSOS

“Mientras el edil al propiciar el cierre de los locales o al no permitir que se abran más genera una fuga de recursos en el municipio y por ende en el Estado, pues de cada 100 pesos que se consumen en una franquicia o cadena nacional, solo se quedan 13 pesos para beneficio de la localidad”.

“Por lo que al comprar en un establecimiento carmelita, con empresarios y comerciantes que radican en la ciudad, el beneficio es mayor porque de cada 100 pesos que se compra en producto genera una derrama de 45 pesos.  Es decir, el dinero se queda en la Isla, lo que se reflejaría en liquidez para que los vendedores paguen sus impuestos sin ningún contratiempo”.

Pero la política del Ayuntamiento es a la inversa pues pone muchas trabas burocráticas para que nuevas empresas logren abrir sus puertas y ofertar sus productos, servicios o habilidades a los ciudadanos.

Por eso el Consejo Municipal de Mejora Regulatoria obligaría a la Comuna a que se baje en un 20 por ciento los costos de los trámites necesarios para que algún inversionista pueda instalar un nuevo comercio o empresa, entre los que se incluyen la licencia de funcionamiento, uso de suelo, licencia de anuncio y otros.

Además de colocar un tabulador de costos, pues actualmente en el Ayuntamiento se aplican diversos precios por la licencia de funcionamiento, es decir entre más grande la empresa es mayor el costo del documento exigido por las autoridades municipales.

Noticia anterior

Trabajan Sedesol e IEEA en beneficio de familias

Siguiente noticia

Pocos visitantes en el balneario ‘Playa Bonita’