Inicio»Carmen»Arrastra ICA largo historial de fraudes

Arrastra ICA largo historial de fraudes

4
Compartidos
Google+

La constructora Ingenieros Civiles Asociados arrastra un largo historial de fraudes, obras incumplidas o de mala calidad y actualmente está en riesgo de caer en concurso mercantil, por lo que es muy difícil que pueda cumplir en tiempo y forma con la obra del Puente de la Unidad.

Lo anterior fue afirmado por Guillermo López Blackmore, quien durante muchos años se desempeñó como supervisor de obra en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y es ingeniero especialista en mantenimiento y reforzamiento de puentes.

El día de hoy, se celebra la firma del contrato entre el Gobierno del Estado y el grupo formado por las constructoras ICA, Calzada Construcciones, S.A. de C.V., y Construcciones y Dragados del Sureste, para la construcción del nuevo viaducto por un monto de mil 298 millones 800 mil 800 pesos, IVA incluido, y los trabajos deberán dar inicio el 25 de este mes.

“ICA no es una empresa digna de confianza, pero las otras dos tampoco, porque Calzada Construcciones se encargó de construir el camino de acceso a la zona industrial de San José Chiapa, en el Estado de Puebla, en donde se ubica la empresa automotriz Audi, con un presupuesto de 578 millones de pesos, pero el gobierno poblano la boletinó por incumplimiento”, reveló el especialista.

Puntualizó que lo más preocupante es la economía de ICA, que se mantiene con alfileres, pues en 2015, la firma ajustó sus estados financieros correspondientes al año pasado, lo que derivó en una pérdida consolidada de 19 mil 764 millones de pesos.

Para tratar de mantenerse a flote y sortear la peor crisis que ha enfrentado en 70 años, la empresa constructora decidió recortar a 13 mil 500 empleados durante 2015, lo que representa el 43 por ciento de la nómina que mantenía a fines de 2014.

“ICA está luchando por su vida. Su deuda el año pasado ascendía a  67 mil millones de pesos (tres mil 770 millones de dólares). Los anticipos que reciba del Gobierno del Estado para la construcción del puente, podrían pulverizarse en el pago de intereses”.

Recordó que ICA siempre se ha mantenido en la cuerda floja, pero sobreviviendo. La caída en picada empezó en 2014, con las fallas que se presentaron en la línea 12 del metro de la Ciudad de México, donde el consorcio ICA-Alstom-Carso mantiene un litigio contra el gobierno de la capital del país, por falta de pago de los trabajos realizados.

Sin embargo, la Secretaría de la Función Pública determinó que los funcionarios capitalinos no cometieron falta alguna, que el incumplimiento de pago obedeció a la mala calidad de vías y durmientes colocados por la constructora, que sigue buscando la manera de evadir su responsabilidad.

Por otro lado, hace nueve años ICA enarboló la autopista Río de los Remedios-Ecatepec como uno de sus principales activos, pero las autoridades reguladoras, norteamericanas y mexicanas, en cualquier momento podrían abrir un expediente de oficio para investigar presuntas irregularidades en la compra de esa vialidad por parte de aquel.

La compañía habría comprado la citada carretera, concesionada por el Estado de México, a pesar de que la Procuraduría General de Justicia (PGJ), el Registro Público de la Propiedad y un notario público de esa entidad, habían hecho la advertencia de que el poder notarial utilizado para la venta era ilegal.

Las evidencias señalan que para realizar la venta de las acciones de Viabilis Infraestructura, S. A. de C.V., a Controladora de Operaciones de Infraestructura (Conoisa), S. A. de C. V., -subsidiaria de ICA-, Pedro Topete Vargas y su socio Paulo Diez Gargarín, utilizaron el poder notarial número 1960, con el que se dio paso a una nueva empresa llamada Viabilis Infraestructura, S. A. P. I. de C. V., con la venia del CEO de la empresa compradora, Alonso Quintana.

El problema que tiene ICA es que al ser falso ese poder notarial y, por tanto, inexistente, puede agravar la crisis económica de la compañía, pues, incluso, ante la Bolsa de Valores de Nueva York han considerado como un activo algo que legalmente no les pertenece.

El temor es que ICA se termine de hundir y se repita la historia de Tradeco, que hizo como que iba a construir el puente y dejó ahí una porquería, que ahora se tiene que derrumbar y empezar de cero.

Por todo lo anterior, “debe conformarse una asociación ciudadana de especialistas en diversas áreas, para supervisar paso a paso la construcción del nuevo Puente de La Unidad”, concluyó.

Noticia anterior

Celebraron católicos la resurrección de Cristo

Siguiente noticia

Mitigan el calor en los cuerpos de agua