Inicio»Carmen»Difícil que Yáñez recupere naviera

Difícil que Yáñez recupere naviera

1
Compartidos
Google+

“Amado Yáñez Osuna no ha sido exonerado, la prisión preventiva fue sustituida por nueva medida cautelar y sigue sujeto a juicio penal por fraude, por eso difícilmente recuperará el control de Oceanografía, y en caso de hacerlo no habría ningún beneficio para los extrabajadores, porque nunca ha sido patrón justo”.

Así lo señaló el jurista carmelita Manuel de Atocha Novelo Chávez, tras la declaración de extrabajadores y representante del Sindicato de Hidrocarburos, César Ávalos López, quienes calificaron como “buena noticia” la libertad condicional de Yáñez Osuna.

En realidad no cobra vida la esperanza de que Oceanografía resurja como empresa naviera al servicio de la industria petrolera, y genere empleos a cientos de exobreros afectados por la declaratoria de embargo por parte del SAE, indicó.

“Yáñez Osuna no puede recuperar lo que queda de su compañía, porque la Secretaría de Hacienda tiene el control, la tiene intervenida y sus bienes están considerados como parte de la reparación del daño en el momento que se dicte sentencia definitiva y salgan a remate. Por eso la administración la tiene el SAE”.

Dadas las circunstancias, el exreo no puede entrar nuevamente a administrar ningún bien de su propiedad incautado. Solo cambió que en vez de estar detenido, está bajo supervisión a través de un brazalete de localización para evitar que salga del país sin autorización y se fugue.

Por lo tanto —prosiguió Novelo Chávez—, no podemos hablar de que vaya a controlar nuevamente la empresa, y si fuera así, no sería de beneficio para los empleados, porque además de las condiciones miserables en que los mantuvo, nunca pagó salarios oportunamente, y tampoco pagaría liquidaciones a los cerca de tres mil involucrados.

No se sabe a cuánto asciende el pasivo laboral de Oceanografía, pero el pago de liquidaciones pendientes podría superar los mil millones de pesos, ya que existen laudos millonarios emitidos por la Junta de Conciliación y Arbitraje.

“Yáñez Osuna tendría que erogar dineros diferentes a los que hay en Oceanografía, es decir, echar mano de otras cuentas o compañías y/o rematar bienes no embargados, pero nadie le mete dinero bueno al mal”.

Hablan de que el otrora poderoso empresario podría resucitar Oceanografía, pero la empresa ya no tiene contratos vigentes con Pemex, y la reforma energética ha elevado exigencias para las empresas que buscan licitaciones petroleras.

Noticia anterior

Caen 4 vendedrogas

Siguiente noticia

En pugna contrato colectivo de la cementera Monserrat