Inicio»Carmen»Alcalde y contralora encubren a Escarpulli

Alcalde y contralora encubren a Escarpulli

0
Compartidos
Google+

Tanto el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus como la contralora interna Zobeida de Lourdes Torruco Sélem encubren a la exdirectora de Comunicación Social, Brenda Escarpulli Siu, sobre el posible desvío de recursos que ya investiga la Auditoría Superior del Estado de Campeche (Asecam).

Informó lo anterior, José del Carmen Gómez Quej, síndico de Hacienda de extracción panista, al asegurar que aun cuando Escarpulli Siu fue cesada de su cargo, no la exime de responsabilidades en sus actos durante el año y medio que fungió como directora de Comunicación Social.

Indicó que si llegan encontrarse irregularidades en el manejo de recursos por parte de la exfuncionaria, podría recibir sanciones conforme a la gravedad de los casos, ya sea inhabilitación u obligarla a devolver lo montos no especificados hasta por tres veces el valor.

Además ha salido a relucir que a pesar de los millonarios presupuestos ejercidos durante el 2016 y 2017, hasta la fecha la Dirección de Comunicación Social adeuda a proveedores.

Incluso la Asecam investiga las cuentas públicas del Ayuntamiento relativas al año fiscal 2016 durante el cual esa dependencia tuvo un presupuesto superior a los 25 millones de pesos, de encontrarse alguna irregularidad, Escarpulli Siu será llamada a rendir cuentas claras de esos recursos.

Asimismo, adelantó que tiene documentos que revelan que la exdirectora de Comunicación Social debe pagos a proveedores desde el Carnaval Carmen y Feria del Guanal del 2016.

A un proveedor se le adeudan 22 mil 14 pesos por lonas y banners que servían para promocionar las actividades de esas festividades tradicionales.

A ese mismo consignatario, cuyo nombre no quiso dar a conocer, el Ayuntamiento le adeuda 227 mil 498 pesos por concepto de lonas, fotografías de los reyes del Carnaval  Carmen 2017 y sus respectivos troviceles que sirvieron para la promoción de dicha festividad.

Sin embargo, la auditoría de este año se realizará entre abril y mayo del próximo 2018, Escarpulli Siu tendrá que responder por l enero, febrero y marzo, ya que su cese fue en las vacaciones de Semana Santa de abril.

Por eso la contralora Torruco Sélem tiene la responsabilidad de verificar en el proceso de entrega-recepción, que no haya ningún tipo de anomalías en las cuentas que se manejan en la Dirección de Comunicación Social, de encontrarse algo turbio tiene la obligación de iniciar una investigación auditora.

La Asecam podría sancionar a la exfuncionaria Escarpulli Siu, así como a la contralora Torruco Selem, una por cometer el acto y la otra por omitir una investigación en contra de las anomalías que se encuentren.

Noticia anterior

Portada

Siguiente noticia

Más apoyo para la educación indígena