Inicio»Carmen»Ejecutan a petrolero

Ejecutan a petrolero

5
Compartidos
Google+

De un disparo en la cabeza fue ejecutado el petrolero Santos Blanco Olmos, de 55 años. Crimen presuntamente relacionado con ajuste de cuentas por venta de drogas.

Los hechos ocurrieron ayer a las 7:30 horas en una zona despoblada, ubicada en la prolongación de la avenida Central entre la Contadores y calle Teotihuacán del Fraccionamiento Reforma.

Era originario de Veracruz y empleado de Pemex. Fue identificado por sus credenciales de elector y de su trabajo. Al lugar del crimen ningún familiar llegó.

Estaba boca abajo, con una mochila a la espalda a orilla de la avenida por donde caminaba, sin que se haya podido determinar hacia dónde se dirigía, ya que la zona está desolada, a más de 100 metros en la esquina de la Contadores y la avenida Central se encuentra una gasolinería y del lado opuesto la Villa Universitaria, todo lo demás corresponden a lotes baldíos.

Empleados de la estación de servicio indicaron a reporteros que alcanzaron a escuchar dos detonaciones, pero que no le tomaron importancia, solo minutos después cuando comenzaron a llegar patrullas y ambulancias.

De acuerdo al informe forense de la Vicefiscalía Regional, Blanco Olmos recibió un solo disparo en la cabeza y su muerte se estableció por lesión externa cerebral, secundario a impacto de proyectil de arma de fuego.

Incluso como sucedió el pasado 30 de agosto del 2016, no hay una versión oficial por parte de las autoridades, aún se desconoce avance de las indagatorias por el atentado que finamente concluyó con el asesinato de la víctima ayer por la mañana, si hay o no testigos presenciales y el móvil del crimen, pero todo apunta que se trató de un ajuste de cuentas por venta de drogas.

En esa fecha fue baleado a las puertas de su domicilio, ubicado en la calle Santa Bárbara número 11 del Fraccionamiento Villas de San José, casi esquina con la calle Santo Tomás.

En aquella ocasión y de acuerdo a versiones de sus propios familiares, él texto en el que le preguntaban su ubicación, mandó la dirección pensando se trataba de un algún conocido, tocaron a la puerta y al abrir recibió al menos dos disparos con un arma uno en la mano izquierda y el otro en el pecho, pero milagrosamente se salvó.

La denuncia de ese atentado fue interpuesta ante la Vicefiscalía, sin embargo, a nueve meses del primer intento de homicidio las autoridades no pudieron dar con el presunto responsable o actor intelectual.

Noticia anterior

Piden pavimentación desde hace 10 años

Siguiente noticia

Realizan hoy petistas su Congreso Estatal