Inicio»Carmen»Ningún apoyo del edil a comunidades

Ningún apoyo del edil a comunidades

0
Compartidos
Google+

Ni en la sequía que afectó a productores de la región de Sabancuy, ni durante ni después de la contingencia por desastres naturales que dejaron las lluvias de “Beatriz”, el alcalde panista Pablo Gutiérrez Lazarus puso en marcha programa alguno para auxiliar a las víctimas.

Así lo expresó Rubí Elena González Ruiz, coordinadora de Equidad y Género de Vanguardia Progresista del Comité Directivo Municipal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y consideró preocupante el abandono en que el edil panista tiene a varias comunidades carmelitas.

Cientos de familias perdieron parte o todo su patrimonio a causa de las inundaciones, sin embargo, solo hubo indiferencia de la autoridad panista.

“Hace unos meses vimos con pesar que la sequía agobiaba a esas mismas comunidades rurales, pues secó campos y los animales morían deshidratados por falta de agua. Vecinos y productores clamaron un poco de agua, pero nadie los escuchó ni ayudó”.

Durante la contingencia —prosiguió González Ruiz—, no vimos a la autoridad municipal diseñar, gestionar y menos ejecutar programas, para auxiliar a las víctimas. Solo intervino el Gobierno del Estado.

Hay recursos federales para este tipo de situaciones, y es obligación del alcalde gestionarlos, pero su única preocupación es elevar su nivel de vida.

Nadie vio a Pablo Gutiérrez Lazarus caminar por esos poblados, ni siquiera con escoba y brocha para pintar bardas y barrer parques, pues eso lo hace para las fotos en eventos de aparador, que no dejan nada bueno al pueblo, agregó.

Hoy el panorama da un vuelco, porque aún no hay recuperación de las pérdidas económicas generadas por la sequía y llega el fenómeno meteorológico “Beatriz” que inunda comunidades y parcelas, por lo que ahora el problema no es carencia, sino exceso de agua.

Muchos perdieron sus pertenencias y hogares. Hablamos en algunos casos de viviendas humildes y en otros de un pedazo de tierra con unos cuantos animales que constituían la fortuna de una familia, si es que así se le puede llamar, añadió González Ruiz.

Tampoco hemos visto al munícipe ponerse las botas para caminar entre el lodo y vivir en carne propia lo que sufre esta gente que, aunque no le guste, es carmelita.

Lamentó que a la crisis económica que aqueja al municipio se sumen desastres naturales en el inicio de la temporada de huracanes, “mientras el alcalde fresa busca a quien echarle la culpa por las inundaciones, en vez de enfrentar su responsabilidad”, recriminó.

Noticia anterior

Seguro Facultativo apoya a joven en coma

Siguiente noticia

Presenta la SE normas para acceder a créditos