Inicio»Carmen»Miente edil; está anegada la López

Miente edil; está anegada la López

0
Compartidos
Google+

El edil Pablo Gutiérrez Lazarus alardea en redes sociales que la 26 o López Mateos ya no es la calle que durante décadas se inundaba con cualquier chubasco, sin embargo, la realidad lo muestra como lo que es: un mentiroso, porque hay agua estancada.

Así lo señalaron vecinos encabezados por Luis Gutiérrez Sánchez, Fernando Fernández Díaz, Mario Jiménez Uzcanga, Leonardo Trejo Montes, Otoniel Guzmán López y Juan Rodríguez Avendaño, quienes precisaron que el nivel del agua les llega a las rodillas.

Esto demuestra que la bomba del cárcamo de desagüe pluvial no fue activada o no funciona, por lo que aunque el munícipe panista asegure lo contrario, cualquier lluvia agrava los encharcamientos en la referida arteria, sobre todo entre la 55 y avenida Eugenio Echeverría Castellot.

“Las precipitaciones evidenciaron que Pablo Gutiérrez Lazarus es hipócrita y mentiroso, pues antes que cayeran las lluvias escribió en redes sociales que en dicho tramo la historia ahora es distinta, porque las bombas fueron reparadas y los cárcamos funcionando al 100% ¡El cambio se ve!”.

En ese sector —prosiguieron—, el agua está estancada desde varios días, y la circulación para automóviles chicos y de baja rodada es riesgo de quedar varados por algún desperfecto. Quien se atreve a cruzar a pie se moja hasta las rodillas.

En tanto, a pesar de guiar unidades grandes con fuerza suficiente para cruzar esta laguna artificial, choferes de camiones prefieren desviarse por la calle 57 y tomar la alterna por la 38.

El otro lado de la moneda son los automovilistas, pues han pagado caro la osadía de intentar cruzar por esa zona ubicada frente a la Unidad Deportiva “20 de Noviembre” y al Puerto Pesquero e Industrial “Isla del Carmen”, al quedar varados.

Además, para llegar a las oficinas de las empresas asentadas sobre la avenida 26, los empleados se quitan zapatos y calcetines y enrollan hasta donde pueda el dobladillo del pantalón para protegerlo del agua.

Vecinos de la colonia Revolución como Manuel Arteaga Pérez que deben caminar sobre la 26 para abordar transporte público, coincidieron que con cualquier lluvia la arteria queda anegada y así permanece varios días, lo que es incómodo y puede originar males respiratorios y/o de la piel.

Noticia anterior

Se desploma techo de estética

Siguiente noticia

Sorprendido al robar una bomba de agua