Inicio»Carmen»Regidores, cómplices de las irregularidades

Regidores, cómplices de las irregularidades

0
Compartidos
Google+

Si el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus no solventó las observaciones de los tres primeros meses de su administración, en este año acumulará más irregularidades debido a la opacidad con que maneja los recursos del municipio.

Afirmó lo anterior el síndico administrativo Alberto Rodríguez Morales, y reconoció que la responsabilidad no es exclusiva del munícipe, sino compartida con los regidores de su partido —Acción Nacional—, pues le sirven de comparsa y aprobaron las cuentas a cargo del extesorero Carlos Arturo Flores Olán.

En este último sentido, consideró inverosímil que sean analizados ingresos y egresos económicos de seis meses de la administración de Gutiérrez Lazarus del 2016 en ocho horas previas a una sesión de Cabildo.

De julio a diciembre de 2016 no pudo ser analizada ninguna cuenta pública, ya que Flores Olán recibió orden directa del alcalde de no proporcionar los documentos al cuerpo edilicio, sobre todo al síndico y regidores priístas, denunció.

Por mucho que se esmeren el edil, la tesorera y los funcionarios de la administración en ocultar los malos manejos, llegará el momento en que todo salga a la luz pública y se conozca la afectación directa al erario.

Hasta el momento, son 48 millones de pesos los que no pueden ser justificados, más lo que se acumule en el reporte de este año.

Aquí lo preocupante es el desvío de retenciones del Impuesto Sobre la Renta (ISR), cuotas obrero patronales y riesgo en edad avanzada y vejez e Impuesto sobre Nómina, por 20 millones 537 mil 208 pesos, lo que pone en riesgo los servicios de salud de los dos mil 500 trabajadores municipales.

No pagar las cuotas obrero-patronales al Instituto Mexicano del Seguro Social podrían generar que la institución niegue servicio a los burócratas del Ayuntamiento y familias, lo que sería una afectación social fuerte.

Pero no es todo, porque el IMSS y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) impondrían sanciones con multas de entre 40% y 100% del concepto omitido, es decir, habría que pagar 40 millones de pesos en lugar de los 20 millones de adeudo, y con el estado en que está la Comuna serían impagables.

Serán las instancias correspondientes —puntualizó Rodríguez Morales—, quienes sancionen a los funcionarios que hayan participado en estas acciones, y la administración deberá acatar las recomendaciones del Congreso del Estado.

En este tenor, no extrañaría en nada que la Auditoría Superior del Estado de Campeche (Asecam) detecte errores graves y desvío de recursos en las cuentas públicas 2916.

En los próximos meses serán entregadas estas cuentas públicas a la Asecam, y es sabido por todos la opacidad con la que Gutiérrez Lazarus maneja los recursos municipales.

Si no logró solventar las observaciones de los tres primeros meses de su gestión —de octubre a diciembre del 2015—, el alcalde tendrá mayores problemas para justificar un año de manejo del erario, por lo cual lo más seguro es que el documento que entregará a la Asecam tenga el doble o triple de observaciones, finalizó.

Noticia anterior

Pululan en las calles y algunos son peligrosos

Siguiente noticia

Dar por terminado el TLC