Inicio»Carmen»Culpa Pablo Gutiérrez a antecesores para justificar sus errores

Culpa Pablo Gutiérrez a antecesores para justificar sus errores

0
Compartidos
Google+

Culpar a sus antecesores de la grave situación financiera del municipio, es ardid del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus para justificar sus propios errores y el nuevo préstamo de 297 millones 756 mil pesos que le autorizó el Congreso del Estado, afirmó Javier Irán Petres Gómez, secretario de la Comisión Insurgente de los Derechos Humanos A.C.

El edil —prosiguió—, asegura que no se puede gobernar un año y dejar asuntos pendientes, sin embargo, dejará deuda para las próximas siete administraciones, lo que se suma a despidos injustificados y demandas que no ha atendido la síndica jurídica María Elena Maury Pérez, que no es abogada, sino licenciada en turismo.

Gutiérrez Lazarus argumenta que ha tenido que pagar más de 34 millones de pesos en laudos laborales a personas despedidas de manera injustificada hace siete, nueve o 10 años, sin embargo, ha sido fundamental la negligencia de Maury Pérez.

Además, al referirse a despidos de hace 10 años, correspondió a la administración del panista Jorge Rosiñol Abreu, por lo que se trata de excesos de su compañero de partido, aseveró.

La negligencia e incapacidad de la síndica jurídica es entendible, pues es licenciada en turismo, pero su nombramiento es una burla para la ciudadanía, un riesgo para la estabilidad de la Comuna y tal vez estrategia para manipularla sin problemas.

“Una muestra de que está en el cargo equivocado es la acusación que fincó contra las 15 personas detenidas en el corralón municipal el 15 de abril de 2016, a las cuales acusó de robo de autopartes y vehículos, pero no deslindó la responsabilidad de cada uno”.

“Esto propició que tanto jueces federales como la misma Sala Mixta del Poder Judicial desestimaran la acusación y exoneraran a 13 de los 15 acusados, mientras las dos personas que siguen bajo proceso penal son una pareja que se encontraba en el lugar vendiendo comida”.

 

CÍNICO E INCONGRUENTE

En este escenario resulta cínico e incongruente que Gutiérrez Lazarus afirmara que “no podemos pensar que nosotros nos vamos en un año y lo que pase después nos vale. Ya estuvimos y no nos interesa lo que vaya a pasar”.

Si a Pablo le importara lo que va a pasar al terminar su trienio, no dejaría empeñado al pueblo de Carmen por 20 años.

Noticia anterior

Sufre crisis nerviosa por evitar accidente

Siguiente noticia

Exponen los planes de ZEE