Inicio»Carmen»Pide AMLO unidad sin distingos de partidos

Pide AMLO unidad sin distingos de partidos

0
Compartidos
Google+

Con un llamado a la unión sin distingos de partidos, esgrimiendo la crisis que agobia a Ciudad del Carmen, el eterno candidato a la presidencia de la República y presidente de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, encabezó aquí, en medio de altercados e inconformidad, la firma del Acuerdo Político de Unidad.

Ante simpatizantes congregados en la Plaza Cívica “7 de Agosto”, aseguró que Morena no tiene dueño —lo que generó gritos de “¿estás oyendo Ochoa Peña?”, principalmente—, y afirmó que el movimiento que encabeza es instrumento de lucha al servicio del pueblo.

Se fundó —continuó—, para lograr la transformación del país, no para obtener cargos, mucho menos por la ambición al dinero. Y retumbó el grito de “¡te hablan Zavala!”.

Serio, López Obrador prometió reactivar actividades productivas, rescatar al campo y precios de garantía a los productos agrícolas hasta lograr la autosuficiencia alimentaria nacional.

Las premisas de mi partido son no mentir, no robar y no traicionar al pueblo, además de acabar con la corrupción, dijo, y aseguró que el peor de los ladrones es el político corrupto. “A mí me pueden llamar Peje, pero no soy lagarto”, afirmó.

Si me hubiese sometido a la mafia del poder —prosiguió el tabasqueño—, ya sería presidente, no nos hubiesen robado dos veces la Presidencia, pero ¿de qué sirve llegar así, si no va uno a poder hacer nada en beneficio del pueblo?

Vamos a llegar pero no por decisión de los responsables de la tragedia nacional y del empobrecimiento de nuestro pueblo. Vamos a llegar por la voluntad de todos los mexicanos y a transformar a México, para eso es nuestra lucha, agregó.

“Lograremos entre todos, desde abajo y de manera pacífica, la transformación de México. Eso es lo que nosotros vamos a buscar”.

Aquí en Ciudad del Carmen y en el Estado de Campeche, en Tabasco y en todo el sureste están los recursos naturales y las riquezas de México, pero es donde hay más pobreza. “Estados ricos con pueblo pobre, estados petroleros con pueblo sin dinero”, expresó.

Qué bien que estamos aquí, porque no todo está perdido. Existe Morena y vamos a recuperar el petróleo y la dignidad de nuestro pueblo. Morena es una bendición, porque existe en estos momentos aciagos, difíciles de nuestro país.

Tengan confianza —recalcó López Obrador—, en que lograremos el renacimiento de México. Lo he pensado bastante y sé que todo va a depender de acabar con la corrupción, con ese cáncer que destruye a nuestro país. No la vamos a mantener a raya, sino a erradicarla.

Así tendremos presupuesto suficiente para impulsar las actividades productivas y crear empleos. No hará falta aumentar impuestos o endeudar al país.

Para Campeche, entre otras cosas, desde el principio habrá apoyo a los campesinos, pues tenemos el propósito de que se produzca el arroz que se consume en México. Es una vergüenza que el 85 por ciento de la gramínea que se consume en el país sea comprada al extranjero.

También, apoyaremos a ejidatarios, a pequeños propietarios. Vamos a producir arroz, maíz y frijol. Vamos a apoyar a quienes quieran sembrar árboles maderables, frutales, a pescadores y a todos los que se dedican a actividades productivas.

Para dejar de comprar gasolina al extranjero, vamos a construir una refinería en Ciudad del Carmen. Con esto dejaremos de vender petróleo crudo al exterior, para producir nuestra propia gasolina.

Además, construiremos un tren rápido de Cancún a Palenque, finalizó.

Acompañaron al dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), la senadora Layda Sansores San Román, la fundadora de Morena en Carmen, María Sierra Damián, y el dirigente estatal morenista Manuel Zavala Salazar.

 

AFÁN PROTAGÓNICO

En un acto grosero y de poca caballerosidad, lo que puso en evidencia su desmedido afán de protagonismo, Zavala Salazar arrebató el micrófono al maestro de ceremonias, pese al anuncio de que tocaba turno a Sansores San Román.

De manera atropellada dio lectura a la firma del “Acuerdo por la prosperidad del pueblo y el renacimiento de México”, que es convocatoria a la nación para lograr un cambio de régimen, dirigido a simpatizantes y militantes de otros partidos.

El usurpado discurso de quien ha sido identificado por dirigentes políticos como “cobratario de López Obrador”, fue opacado por gritos que exigían que Layda Sansores hiciera uso de la palabra. Nervioso, fingió sordera y ofreció a AMLO el libro de firmas.

Ante la exigencia de los asistentes y el encono de Manuel Zavala Salazar, que hizo patente la grave división al interior de Morena, Layda Sansores tomó el micrófono y expresó: “Lo importante no es ganar, sino no perder, es cuando te dan la bofetada con guante blanco y tienes la capacidad de pararte y luchar de nuevo”.

Noticia anterior

Demandan fumigar y limpiar el cementerio

Siguiente noticia

No al individualismo y sí a labor en equipo