Inicio»Carmen»Bloquean carretera; arrollaron a esposos

Bloquean carretera; arrollaron a esposos

1
Compartidos
Google+

Enardecidos por el atropellamiento de una pareja —de la cual el esposo murió— que caminaba en la cuneta del tramo federal 180 Costera del Golfo, pobladores de la Península de Atasta se enfrentaron a empujones con policías preventivos y ministeriales, quienes usaron gas lacrimógeno, y al cierre de la edición cerraban por intervalos el paso hacia Ciudad del Carmen y Frontera, para exigir justicia.

Todo empezó alrededor de las 11:40 de la mañana, cuando Juan Alberto López Castellano y esposa Norma Moreno Torres caminaban a la vera del camino en busca de un refresco.

Testigos relataron que Luis Ángel Hernández González, quien manejaba la camioneta color blanco Ford tipo spor-trac, con placas de circulación VS-38-135 del Estado de Tabasco, se subió a la cuneta y arrolló al matrimonio.

López Castellano, de 52 años de edad, originario de Tenosique, Tabasco y con domicilio en Ciudad del Carmen quedó inerte en la arena con masa encefálica expuesta. La esposa sufrió lesiones en el cuerpo y fue trasladada al Centro de Salud en Atasta.

El vehículo venía de Ciudad del Carmen en dirección a Tabasco. A la altura del kilómetro 141, cerca de dos restaurantes el conductor descuidó el control del volante por hablar por teléfono celular.

El conductor detuvo la marcha pensando que había atropellado a un perro, pero palideció al ver los dos cuerpos tirados sobre la arena. De inmediato fue abordado por vecinos y arrinconado en las puertas del domicilio de Verónica Ruiz Moreno, quien quedó conmocionada al ver la escena.

El occiso laboraba como químico en Petróleos Mexicanos (Pemex) desde hace 20 años. La ahora viuda es ama de casa.

 

EL Enfrentamiento

Al llegar los peritos el cuerpo de López Castellano fue levantado, aunque quedó masa encefálica en la arena.

A la 1 de la tarde los vecinos cerraron la carretera para exigir la colocación de topes, y cerca de las 4:30 arribó el subsecretario C de Gobierno, José Enrique Zapata Acosta, quien les pidió retirarse para no afectar a personas ajenas al lamentable percance.

Los inconformes no accedieron, y tras varios empujones con policías estatales preventivos y algunas pedradas a una patrulla, 15 minutos después les lanzaron gas lacrimógeno para que se dispersaran.

El desbloqueo fue instantáneo, sin embargo, un grupo regresó para bloquear en intervalos el camino. A lo lejos eran observados por unos 100 agentes de las policías Estatal Preventiva  y Ministerial.

Al cierre de la edición no había solución al conflicto. Tampoco otro enfrentamiento.

Noticia anterior

Desplomó en 62% la producción de miel

Siguiente noticia

Canales pluviales sin desazolvar, molestia