Inicio»Carmen»Tensa calma en Atasta

Tensa calma en Atasta

0
Compartidos
Google+

Alrededor de 150 atastecos pretendieron cerrar de nuevo el tramo Puerto Rico-Atasta de la carretera federal costera del Golfo y amenazaron con derrumbar el puente Los Cerrillos para interrumpir permanentemente el paso de vehículos en demanda de que las autoridades liberen a las personas detenidas.

Un convoy de 150 elementos con antimotines de las policías Federal y Estatal Preventiva y del Ejército patrullaba la zona para persuadir a los inconformes que desde las nueve de la mañana se aglomeraron en el lugar.

Los habitantes exigieron que los detenidos que se encuentran a disposición de un juez de control, los liberaran la mañana de ayer o tomarían represalias.

Viven en una tensa calma y están decididos a bloquear la vía, por medio de un carro de sonido convocaron a los habitantes del pueblo a reunirse en la sala de usos múltiples.

Sin embargo, aún las cuatro personas relacionadas con el bloqueo carretero en Atasta permanecerán en prisión hasta el próximo martes, luego de que ayer los implicados fueron presentados ante dos jueces de control y se otorgó la ampliación del término constitucional.

Un familiar allegado a los detenidos -—Daniel de los Santos Tacú, Denis Tacú López, Carmen Antonio Vera Peralta y Manuel Valderrábanos Tacú—, que pidió omitir sus datos, sostuvo que ayer luego de comparecieron ante el juez se determinó que seguirán en prisión preventiva hasta el martes, cuando se reanude la audiencia inicial.

Los acusados de delitos relacionados con daños a propiedad ajena a titulo culposo, así como contra el servicio público y ultrajes a la autoridad comparecieron con dos jueces, uno en la Sala de Juicios Orales en el Cereso y otro en la Casa de Justicia.

Al concluir las audiencias, ambos juzgadores sólo concedieron al ministerio público la prisión preventiva oficiosa hasta el martes, cuando retomen la audiencia y resuelven de manera definitiva la situación jurídica de los presuntos responsables.

De acuerdo a los familiares —que esta vez pidieron no publicar sus nombres—  indicaron que ellos están acusados por Javier Eduardo Castillo Concha, al parecer un apoderado legal y los policías Isaí Cocom Uc y Víctor Manuel Méndez Córdova.

“A ellos les caen el muertito de todo lo que pasó en Atasta, y los policías alegan que los agredieron, pero si quienes tenían las macanas y el gas lacrimógeno eran ellos”, dijo una mujer.

Además, ellos manifestaron su inocencia, ya que aunque se encontraban en los alrededores del bloqueo no participaron en la gresca que se armó entre la PEP y la Policía Ministerial cuando se disipó el bloqueo, argumentó un familiar de los Tacú a quien le contaron lo sucedió en la audiencia.

Pidieron a los jueces que llevan la causa analizar con detenimiento la acusación, porque no hay nada que los incrimine en el cierre de la carretera, porque quizá los verdaderos culpables se encuentran libres.

Admitieron otros inconformes que en la comunidad existe un enojo hacia las autoridades, porque la carretera, tramo Atasta, es un peligro constante para cualquier familia que transita, ya que entre la cinta asfáltica y la banqueta donde caminan no hay mucha diferencia.

La mayoría de conductores se pasan los topes a alta velocidad por las prisas, sin embargo, no es culpa de los pobladores que no haya una carretera alterna.

Noticia anterior

Ampliar la legítima defensa dará mayor garantía de seguridad

Siguiente noticia

Más seguridad con la legítima defensa: MC