Inicio»Carmen»Reclaman 2 gasolinerías laudos al Ayuntamiento

Reclaman 2 gasolinerías laudos al Ayuntamiento

0
Compartidos
Google+

Dos empresas distribuidoras de gasolina de la ciudad –Orsan y Raymel— embargaron al Ayuntamiento reclamando el pago inmediato de sus adeudos y le suspendieron el servicio de llenado de los tanques de su flotilla de vehículos, incluyendo patrullas de la Policía Municipal, que podrían dejar de vigilar la ciudad.

El alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus reconoció la deuda, pero como siempre atajó el problema justificando la falta de dinero y que en parte fue herencia de la administración anterior.

Incluso aceptó: “Nos embargaron sin avisar porque el litigio inició en Tabasco y no hubo quién nos diera a conocer que nos embargarían una cuenta”.

Señaló que la tesorera municipal, Ligia Patricia Castillo Góngora, se dio cuenta del embargo precautorio cuando quiso retirar por medio de transferencia bancaria el monto económico para el pago de la nómina de los elementos de la Policía Municipal, ya que ningún otro funcionario estaba al tanto del proceso legal.

Gutiérrez Lazarus se empeñó en justificar que: “Son laudos y embargos que andan ‘escondidos por allá’ y de repente se convierten en una deuda que no tenía contemplado, pues no se encuentran contablemente registrados”.

Reconoció que la síndica jurídica María Elena Maury Pérez no cuidó los intereses económicos de la Comuna, y por no saber que existían juicios en contra de la administración actual.

Lo que sí aceptó el munícipe es el embargo de una cuenta bancaria del Ayuntamiento por un millón 200 mil pesos que realizó el Grupo Orsan el pasado viernes 30 de junio por venta y distribución de combustible al Ayuntamiento y no se saldó conforme a lo acordado, aunque de nueva cuenta afirmó que “no era su deuda”.

Embargos que ahora afectan económicamente al Ayuntamiento sí eran del conocimiento del alcalde Gutiérrez Lazarus y de la síndica jurídica, María Elena Maury Pérez.

En septiembre del 2016, Jorge Luis Munguía Ocampo, dueño de la gasolinería Raymel dialogó con el entonces tesorero Carlos Arturo Flores Olán para el pago del adeudo por consumo de combustible pero el edil no quiso llegar a ningún acuerdo.

Munguía Ocampo indicó que trataba de que la administración panista reconociera la deuda heredada, se había reunido con el ahora extesorero para buscar un convenio de pago de medio millón de pesos, monto que aumentó conforme se acumularon los intereses.

Noticia anterior

Crece la afluencia a zonas arqueológicas

Siguiente noticia

Legítima defensa garantizará mayor seguridad