Inicio»Carmen»Alcalde miente o es un descarado

Alcalde miente o es un descarado

0
Compartidos
Google+

El alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus es mentiroso o un descarado, pero debe reforzar con documentos sus declaraciones y transparentar de qué manera ejerció los recursos del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) que asegura haber utilizado, porque no se reflejan en ninguna parte.

Así lo exigió Pedro Damas Arcos, presidente del Consejo Ciudadano de Carmen A. C., y pidió al munícipe que deje de engañar a la ciudadanía que está harto de su actuación.

Hace unos días, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló que el año pasado Gutiérrez Lazarus no ejerció más de tres millones de pesos del Fortaseg.

En respuesta, el munícipe lo negó, y aseguró que la ASF mintió, pues sí usó los recursos en capacitación, cursos y equipamiento, además de que compró patrullas y chalecos.

Soslayó el tema de los 550 mil pesos empleados en la compra de 220 cámaras fotográficas para documentar accidentes y otros sucesos, pues hasta ayer los agentes policiacos utilizaban sus teléfonos celulares.

La administración municipal actual se caracteriza por falta de transparencia y declaraciones sin fundamento, por eso Pablo Gutiérrez Lazarus carece de credibilidad ante la ciudadanía. La rendición de cuentas debe ser clara, transparente y, sobre todo, documentada, sentenció el jurista Damas Arcos.

El edil no solo ha dicho que la ASF miente, pues lo mismo ocurrió con la Auditoría Superior del Estado de Campeche (Asecam) tras las observaciones a su cuenta pública 2015.

La Asecam —recordó—, detectó desfalcos, desvío de recursos y omisión de pago del Impuesto Sobre la Renta que fue descontado a los trabajadores del Ayuntamiento.

“Lo lamentable en todo esto es que los ciudadanos somos los directamente perjudicados. Si ejerció o no los recursos no lo sabemos, pues no está comprobando lo que dice, pero Carmen sigue en primer lugar estatal en índice criminal”.

Hay robos a casa habitación y asaltos a comercios porque la Policía Municipal no hace su trabajo y por la impunidad que prevalece en el municipio. Cada vez son más las cuentas pendientes de Pablo Gutiérrez con los carmelitas.

Conmino a la autoridad municipal a cambiar de comportamiento y dejar de creer que los ciudadanos son ignorantes, pues por un lado exige cuentas claras a su partido respecto a las cuotas y por otro vive en la opacidad respecto a los recursos públicos que maneja como si fueran de él, lo que exhibe su incongruencia, concluyó Damas Arcos.

Noticia anterior

Sin recoja de basura

Siguiente noticia

Instituto Cumbres finaliza ciclo escolar