Inicio»Carmen»Derroche de recursos y nulo apoyo al municipio afloran en el edil: Novelo

Derroche de recursos y nulo apoyo al municipio afloran en el edil: Novelo

0
Compartidos
Google+

Ingobernabilidad, derroche de recursos, nulo apoyo al municipio y falta de credibilidad afloran en el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus; los regidores deben fajarse los pantalones y exigir una sesión ordinaria de Cabildo para que rinda cuentas, de lo contrario serán corresponsables de los desvíos de los erarios públicos.

Expresó lo anterior, Gustavo Novelo Torres, presidente de la asociación civil Contraloría Ciudadana, al subrayar que los actos y declaraciones del edil panista desde el inicio de la administración tiene asqueado a la ciudadanía, no solo es incongruente, sino que miente abiertamente, sin perder la sonrisa ramplona que lo caracteriza.

Además el edil no cumplió sus promesas de campaña, “al llegar al poder se subió a un ladrillo, se mareó y se transformó hasta convertirse en el peor alcalde en la historia de El Carmen”, sostuvo.

Otro de sus yerros fue ahuyentar al turismo como única alternativa que quedaba ante el derrumbe de los precios del petróleo y la crisis que se generó, señaló.

Incluso por su tozudez en no promocionar los atractivos de la Isla, no invertir en las fiestas tradicionales, pero gastar en cosas tan inútiles como las “sombrillas” que colocó en Playa Norte, que solamente Gutiérrez Lazarus les ve cara de palapas, abundó.

Las 43 “sombrillas” –o palapas— fueron instaladas en marzo de 2016 por la empresa Especialidades Técnicas de Servicios y Suministros Benítez, con un costo de 75 mil 800 pesos cada una, por asignación directa se erogaron tres millones 259 mil 400 pesos.

Conforme a información vertida por dicha compañía en Internet, se dedica a la “fabricación de muebles, excepto cocinas integrales, muebles modulares de baño y muebles de oficina y estantería” y al parecer, nunca habían fabricado palapas.

Insistió que esas “sombrillas” no son palapas, porque una como tal sirve para guindar hamacas y tiene superficie suficiente para dar sombra, pero si te colocas bajo esas porquerías, tienes que andarte moviendo para evitar el sol y cuando se trata de una familia, ahí los ves amontonados.

Los ciudadanos tienen derecho a utilizar lo que se paga con su dinero, sobre todo si se compró tan caro, pero si a alguien se le ocurre colgar una hamaca, la palapa se vence y Gutiérrez Lazarus les echa la culpa a ellos por la mala calidad de lo que él compró, apuntó.

Aseveró que se trata solamente de una muestra del dispendio que caracteriza a la actual administración municipal, mientras que los regidores no desquitan el salario superior a 90 mil pesos que perciben sin trabajar.

“Entre el cinismo del edil en no convocar a sesiones de Cabildo para no rendir cuentas y la pachorra de los regidores, esto se hunde sin remedio”, concluyó.

Noticia anterior

Reaparece zika en entidad

Siguiente noticia

Labor de CDI es informativa en caso de soya transgénica