Inicio»Carmen»Investigar a Méndez por presunto desvío

Investigar a Méndez por presunto desvío

0
Compartidos
Google+

Las investigaciones que realiza el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus sobre el desfalco de recursos públicos estimados en 100 millones de pesos, a través de un despacho contable particular, debería también de incluir a la secretaria del Ayuntamiento, Diana Méndez Graniel, por tener atribuciones dentro de la Tesorería y el manejo del dinero.

Exigió lo anterior, Jorge Arturo García Hernández, presidente de la   Organización para el Progreso Comunitario Familiar del Carmen, al señalar que Méndez Graniel es quien lleva las riendas de la Comuna por instrucciones del exdirigente del Comité Directivo Municipal (CDM) del  Partido Acción Nacional (PAN), Juan José Mendoza Vior.

Indicó que lo preocupante que todo sea una “faramalla” del munícipe para justificar el desvío de recursos, ya que no hay una denuncia formal ante la Vicefiscalía Regional, lo cual podría tratarse de un montaje y el hecho no sea clarificado ni castigado penalmente.

Sin embargo, recalcó que esas mismas indagatorias también deberían de incluir al principal operador del munícipe, Mendoza Vior, lo malo es que este sujeto no está dentro del organigrama de funcionarios públicos.

“Para nadie es un secreto que detrás de ese desfalco al erario municipal denunciado por el mismo edil, podrían estar como autores intelectuales Méndez Graniel y Mendoza Vior, este último el “titiritero” de Gutiérrez Lazarus, quien ordena y dispone de todo el Ayuntamiento para beneficio propio, girando instrucciones a través de la secretaria del Ayuntamiento.

“Así como Mendoza Vior dispone de las obras de pavimentación que realiza el Gobierno Municipal, asignándola a su grupo de empresarios, de la misma manera puede decidir las finanzas municipales a su antojo”, subrayó.

Además consideró sospechoso que a más de seis meses de la salida del extesorero Carlos Arturo Flores Olán y el excontralor José María Pérez Vega, el munícipe salga a decir que detectó un desvío de recursos por parte de esos dos exfuncionarios de su administración.

“Se supone que al ser dados de baja la Contraria realizó una auditoría y el procedimiento de entrega-recepción, lo cual quiere  decir que la nueva titular Sobeida Torruco Selem es ineficiente para desempeñar un puesto tan importante y no percatarse de estos hechos a tiempo”.

“A su vez la secretaria del Ayuntamiento, Diana Méndez Graniel debió constatar la revisión de la Contraloría en ambas áreas tras la salida de Flores Olán de la Tesorería, por lo cual es evidente que existe una complicidad de su parte y ahora se quieren lavar las manos culpando a estos exservidores públicos”, concluyó.

Noticia anterior

Nuevos lineamientos del INE para mayor equidad

Siguiente noticia

Votarán por primera vez 26 mil jóvenes en 2018