Inicio»Carmen»Recrimina síndico la opacidad del alcalde

Recrimina síndico la opacidad del alcalde

0
Compartidos
Google+

De mayo a junio el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus no ha entregado una cuenta pública, sólo balances parciales sin detallar, lo que genera que no se tenga certeza de donde quedó el dinero, cuánto se pagó a proveedores, prestadores de servicios y empresas que realizan obras de pavimentación  en algunas calles de la ciudad.

Recriminó el síndico administrativo, Alberto Rodríguez Morales al munícipe al exigir hacer uso de la palabra en la Trigésima Sexta Sesión Extraordinaria de Cabildo, celebrada ayer a las ocho de la mañana en la sala “Pablo García y Montilla”.

Afirmó que la autocensura y opacidad en las cuentas públicas contradicen el discurso populista del edil en el sentido de que combate los actos de corrupción.

Señaló que los recursos del actual presupuesto podrían estar siendo desviados y nadie se daría cuenta debido a la censura que impone el alcalde a las cuentas públicas del Ayuntamiento, como si fuera de su propiedad.

“Mientras los regidores no pueden supervisar en dónde, cómo, cuándo y con quién se gastan el poco dinero que ingresa a la Comuna pues en tres meses no ha entregado ningún dictamen financiero”.

“Sin contar con los datos concretos y completos para un estudio a conciencia, el alcalde sólo plantea cuestionamientos para no dar a conocer el destino de los recursos”, señaló.

Enfatizó que la sana rendición de cuentas es un mecanismo de aprendizaje y mejora permanente el funcionamiento de la administración pública, pero de nueva cuenta se demuestra la falta de capacidad para retroalimentarse de sus errores y no continuar por el camino que llevó al desvío de 100 millones de pesos.

Pero la censura que impone Gutiérrez Lazarus no sólo es en la Tesorería Municipal, sino en las demás dependencias que manejan un presupuesto económico: Obras Públicas, Comunicación Social, Desarrollo Urbano, Agua Potable, y actualmente la más señalada la Dirección de Educación y Cultura, que organizó una feria austera, sin promoción ni artistas a pesar que contó con un presupuesto de 75 millones de pesos para su gasto.

Pero esta medida es compartida por los propios regidores cercanos al alcalde y de su élite de panistas, ya que ningún funcionario ha sido llamado por las comisiones edilicias respectivas para que rindan cuentas claras del presupuesto ejercido en los 19 meses que lleva la actual administración municipal, puntualizó.

Incluso ha quedado registrado en todas las actas de las sesiones de Cabildo, ordinarias y extraordinarias, que como síndico administrativo solicitó en reiteradas ocasiones que el munícipe entregue las cuentas públicas, por lo que al momento que una investigación señale a los responsables de aprobarlas, estos no serían otros que los regidores afines a su partido que le rinden pleitesía.

“De manera directa invito a mis compañeros regidores panistas a sumarse a mi petición, le solicito alcalde reanudar las sesiones ordinarias de Cabildo para aclarar el tema del desvío de recursos y transparentar el manejo de las cuentas públicas de cada mes”, insistió.

La opacidad de Gutiérrez Lazarus atenta contra los intereses de los ciudadanos y es algo muy grave, porque ya se dio un desfalco por una cantidad significativa y no quieren que se siga registrando este tipo de situaciones, por lo cual queremos que nos informen de las finanzas de la Comuna, expresó.

Sin embargo, de nueva cuenta su petición fue ignorada por el edil, que ordenó a la secretaria del Ayuntamiento, Diana Méndez Graniel concluir la sesión de Cabildo para retirarse del recinto.

Cabe destacar que la sesión fue de puro trámite y de un solo punto, la aprobación del dictamen de la Comisión Edilicia Permanente de Asuntos Jurídicos, relativo a la enajenación de 24 lotes de propiedades municipales ubicados en Sabancuy, Carmen y Campeche.

A favor de sus actuales posesionarios derivado de la ejecución del convenio de colaboración de fecha 4 de septiembre de 2006, suscrito por el Ayuntamiento, en funciones con el Gobierno del Estado y la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett).

Por otro lado, no asistieron la síndica jurídica, María Elena Maury Pérez y el segundo regidor,  Jorge Alberto Nordhausen Carrizales.

Noticia anterior

Campeche, sin letrero de bienvenida

Siguiente noticia

Tiene Campeche mejores expectativas que en 2015