Inicio»Carmen»Negligente actitud de directivos de naviera

Negligente actitud de directivos de naviera

1
Compartidos
Google+

De negligente calificó la Capitanía de Puerto la actitud de los directivos de Oceanografía al dejar sin combustible al barco Caballo Azteca que fue arrastrado y encalló la madrugada del lunes frente a las costas de Sabancuy.

Informó el titular de la dependencia, Ildefonso Carrillo Mora, quien a su vez giró oficio al juez tercero de Distrito en Materia Civil, Benito Zurita Infante, sobre la situación de la embarcación para que gire las órdenes pertinentes a la naviera para que dote de combustible, alimentos y equipos necesarios para reflotarlo y sea operativo.

Sin embargo, destacó que la Capitanía de Puerto intervendrá e impondrá sanciones administrativas y penales, pues hay irresponsabilidad del director general, Alberto Duarte Martínez así como del jefe de Recursos Humanos de Oceanografía, Joaquín García Gómez.

“Ellos saben muy bien que dañan y pueden provocar la pérdida de vías porque sus barcos no están en condiciones de navegación ni de fondear, si es necesario que los lleven a un deshuesadero”, sentenció.

Por otra parte, Carrillo Mora indicó que la tripulación de la flota de embarcaciones propiedad de Oceanografía iniciaron con las denuncias correspondientes ante la Capitanía de Puerto, por lo menos 12 expedientes han sido abiertos exigiendo una investigación para sancionar a la negligente naviera.

“Denunciaron que en las mismas condiciones que Caballo Azteca se encuentran al menos otras tres naves de gran calado, entre ellas Melisa Candy, Caballo Ándalus y Caballo Criollo, las cuales se encuentran sin combustible para la operación de sus motores, los cuales ya presentan fallas mecánicas por falta de mantenimiento y sus ocupantes no tienen suficientes alimentos ni agua potable”.  “La tripulación del barco Caballo Azteca, entre ellos 12 marinos y su capitán, informaron que durante el incidente del pasado lunes actuaron con rapidez para llenar los tanques de lastre con agua marina para que la nave encallara en una zona alejada de la Isla”.

“Consideraron que es fácil recuperarla de su varamiento, pero que de nada serviría estas maniobras si Oceanografía no dota de combustible a la embarcación, ya que sin anclas ni motores queda a merced de las corrientes y podría darse un hecho lamentable, incluso la pérdida de vidas humanas”, puntualizó.

Indicó que requieren de urgencia que se realice el rescate del barco Caballo Azteca, pues con el siguiente frente frio que se aproxima podría generar que el navío se hunda más en las dunas de arena del fondo, de donde su recuperación sería imposible debido a los altos costos, tal y como ahora ocurre con el remolcador de doble quilla Titán II, encallado frente a las costas de Bahamita desde hace más de un año.

Recalcó que la empresa reportaba que los barcos contaban con los equipos, avituallamiento y personal necesario para su operatividad, por lo que es directamente responsable de este problema, la Capitanía como entidad reguladora hace revisiones para avalar el certificado de dotación mínima de seguridad cada seis meses, cuando los barcos estaban en condiciones de navegación.

Pero el incidente de Caballo Azteca podría repetirse en los próximos días, sobre todo por el reporte meteorológico de que se prevén lluvias fuertes.

Noticia anterior

En semis Santa Lucía

Siguiente noticia

Celebran aniversario del inicio de la Independencia