Inicio»Carmen»Salvar al “Titán II” es inviable

Salvar al “Titán II” es inviable

1
Compartidos
Google+

El rescate del “Titán II”, encallado frente a playa Bahamitas, es prácticamente imposible, en virtud de que hace un año el costo de liberarlo ascendía a 30 millones de dólares, mientras que el valor del buque no llegaba a 10 millones. Hoy está devaluado porque fue saqueado por la administración de Oceanografía.

Informó lo anterior Manuel Hinojosa Jáuregui, delegado estatal de la Unión Nacional de Trabajadores y Profesionistas Petroleros (UNTPP), tras afirmar que la única posibilidad de removerlo sería desarmarlo y venderlo como chatarra.

En mayo de 2016, UNTPP solicitó la cotización del salvamento del Titán II, para encuadrar el grado de compromiso de Oceanografía.

Aunque no reveló el nombre de la compañía que hizo la estimación, Hinojosa Jáuregui externó que “para el salvamento del barco, se requerían 10 días, trabajando con 30 naves, 10 remolcadores abastecedores, 10 barcazas semisumergibles y 10 equipos adicionales como apoyo. A esto hay que sumarle los costos de movilización y desmovilización, estudios y permisos, así como seguros y fianzas.

Además, era necesario poner el buque en condiciones de navegación, lo que implica el costo del remolque hasta el astillero, los servicios del taller a flote y en seco, reparación de grúas, puente, sistemas de navegación y control, instalaciones eléctricas y electrónicas, servicios de hotelería, equipos de salvamento y certificación de los trabajos, lo que arrojaba un costo de 20 millones 584 mil 344 dólares.

Esto significa que poner el barco en condiciones de navegación, representaba un costo de 28 millones 860 mil 294 pesos, mientras que el Titán II fue valuado en nueve millones 975 mil dólares en ese entonces, por lo que rescatarlo representaba el triple de su valor.

Los trabajos de salvamento y rehabilitación, en las condiciones en que se encontraba el Titán II en mayo de 2016, podrían durar al menos seis meses, pero en la actualidad la situación del barco es más comprometida.

Además la administración de Oceanografía ha mandado retirar las cámaras de refrigeración, equipos de aire acondicionado, generadores eléctricos y otros componentes de elevado costo.

Es difícil saber a simple vista el valor actual del barco, porque tal vez sea el puro casco y eso no puede valer gran cosa, de modo que nadie va a estar dispuesto a pagar el salvamento.

Por si fuera poco se tienen que definir responsabilidades en los tribunales internacionales y es un juicio que puede durar años. Mientras no haya resolución, la Capitanía de Puerto no puede intervenir, detalló.

Noticia anterior

Fallece ciclista al ser impactado en carretera

Siguiente noticia

Desconocido machetea en la cara a hondureño