Inicio»Carmen»Lanchitas, negocio particular de Pablo Gutiérrez: Medina

Lanchitas, negocio particular de Pablo Gutiérrez: Medina

0
Compartidos
Google+

El proyecto turístico de cuatro lanchitas de pedales para paseos en el arroyo de La Caleta es negocio particular del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus con dinero del erario público,    afirmó Luis Alfonso Medina Peralta, presidente del Comité Político Municipal del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Basa lo anterior a una fuente anónima que informó que las lanchas fueron adquiridas con dinero del Ayuntamiento, pero no aparecen facturas a ninguna dependencia oficial.

Dio a conocer que  José Jesús Martínez Marentes, quien fungía como coordinador de deportes extremos del Instituto Municipal del Deporte y la Juventud de Carmen (Indejucar) y dueño de la empresa KBC, le vendió a Gutiérrez Lazarus las cuatro unidades.

Sostuvo que cada pequeña embarcación de pedales, marca Pelican modelo Mónaco Dlx, tiene un costo de 22 mil pesos, más un cargo adicional de cuatro mil pesos por el traslado de Chihuahua a la Isla, mientras que en una cotización realizada en otras empresas fluctúan en 14 mil pesos ya puestas aquí, lo que refleja un incremento de 12 mil pesos cada una.

“El funcionario posteriormente fue destituido del cargo en julio de este año, cuando cayó de la “gracia” de Mayra Huerta Hernández, titular del Indejucar, pero ya había hecho el negocio con el alcalde”.

“El dispendio de recursos públicos en la promoción y manejo de cuatro lanchitas turísticas en el arroyo de La Caleta bien podrían ser en beneficio de un negocio privado del alcalde”, enfatizó.

Ahora la Dirección de Comunicación Social del Ayuntamiento anunció descaradamente que se cobrará 15 pesos por usar las lanchitas 15 minutos dentro del arroyo, pero el edil siempre aseguró que no se perseguía un lucro, puntualizó.

Incluso el munícipe demuestra lo mentiroso y calculador que es, por tener como fin buscar su propio beneficio mientras la comunidad carece de todos los servicios, dijo.

De acuerdo a una fuente al interior de la Coordinación de Turismo Municipal, quien por obvias razones prefirió mantenerse en el anonimato, aseguró que en la dependencia municipal no existe factura alguna que soporte la adquisición de esas embarcaciones para fines de recreo.

“Esas lancha son del alcalde”, aseguró el entrevistado y  confirmó que nunca se realizó trámite alguno ante Capitanía de Puerto, Conanp y la Semarnat, para operar de forma legal ese servicio “turístico” en las aguas contaminadas del arroyo de La Caleta.

Ante todo esto, Medina Peralta indicó que es necesario que las autoridades pertinentes investiguen este negocio particular del edil.

“Esas embarcaciones son transportadas en camionetas asignadas al área de Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), con el personal asignado, además de unidades y personal de la Dirección de Protección Civil que tienen como encargo la vigilancia y operatividad durante las siete horas del ‘servicio’”, reiteró.

Sin embargo, la construcción del improvisado atracadero se utilizó recursos del Ayuntamiento y el personal que dispone Gutiérrez Lazarus es pagado con dinero de los impuestos.

Noticia anterior

Imparten curso a 25 de CDC de Sascalum

Siguiente noticia

Elegirán delegados priístas a candidatos