Inicio»Carmen»Que castiguen a los culpables: Cicler

Que castiguen a los culpables: Cicler

0
Compartidos
Google+

En el derrumbe de una losa de grandes dimensiones de la ampliación del Instituto del Carmen, existe una responsabilidad penal y se tiene que castigar a los culpables, exigió el abogado Miguel Cicler Pérez.

Dijo que el director responsable de obra, Humberto José Muñoz Alcocer y al ingeniero a cargo de los cálculos de resistencia de materiales, José Antonio de Jesús Pinto Elías, son expresidente y presidente del Colegio de Ingenieros de Carmen respectivamente, por lo que dicho organismo no está facultado para realizar el dictamen, en virtud de que existe conflicto de intereses.

Sin embargo, reconoció que hasta el momento no se sabe la razón o circunstancias que originaron ese lamentable accidente que dejó dos personas muertas y 13 lesionados, cuatro de ellos graves, pero debe hacerse un peritaje profesional, por parte de especialistas de otra localidad, para que no haya sospechas de encubrimiento.

Asimismo, consideró que esta tragedia trae a la memoria lo ocurrido en el Colegio Rebsamen, de la Ciudad de México, que se colapsó en el sismo del 19 de septiembre de este año, donde perdieron la vida 19 niños y siete adultos.

En el Instituto del Carmen la losa cayó durante el colado, pero pudo colapsar sobre los alumnos, con las aulas ya en uso y podríamos haber sufrido una desdicha muy grande.

“Muy probablemente, se intentó reducir costos, usando materiales debajo de los parámetros y por supuesto que debe haber un responsable, en virtud de que hay dos muertos y 13 heridos”, apuntó.

Por otro lado, el secretario general del Sindicato de Albañiles de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), Jorge Alberto Cruz Caraveo, firmó el contrato colectivo de trabajo con la constructora a cargo de la obra, pero los albañiles lesionados y fallecidos no eran miembros de dicha organización sindical y tampoco eran carmelitas.

La CNOP tiene responsabilidad por la vía laboral, porque es responsable de la relación obrero-patrón y se debe indemnizar a los heridos y a los familiares de los fallecidos, que no tenían las prestaciones de ley, detalló el jurista.

Además los peritos que analicen las causas del colapso, deben revisar los parámetros que usa la Dirección de Desarrollo Urbano  para otorgar los permisos de construcción, porque dicha instancia también pudo haber caído en una irresponsabilidad que derivó en la pérdida de vidas humanas.

Afirmó que los reglamentos de construcción en todo el país, se basan en las modificaciones que se hicieron en la Ley de Desarrollo Urbano del Distrito Federal luego del terremoto del 85.

No obstante no se sabe qué tan detalladamente se aplicaron, pues la escuela que se derrumbó en la Ciudad del México no cumplía con esos parámetros, por lo que es muy difícil que en Carmen se estén respetando.

Luego de lo ocurrido, el abogado aseveró que deben ser revisadas las estructuras de los edificios públicos y propuso la formación de un cuerpo colegiado, que tenga la capacidad técnica para revisar a fondo todas las estructuras que pudieran sufrir un colapso, en virtud de que ya se hizo evidente la mala calidad con la que se construye en la Isla.

Noticia anterior

Iluminan Villa Navideña

Siguiente noticia

Exitoso concierto de Filarmónica