Inicio»Carmen»Crea edil impuesto a bebidas alcohólicas

Crea edil impuesto a bebidas alcohólicas

0
Compartidos
Google+

“Empadronamiento”, así le llama el alcalde panista Pablo Gutiérrez Lazarus a la nueva medida recaudatoria que realiza en tiendas de abarrotes y autoservicio, restaurantes y coctelerías, para exigir el pago de un permiso por venta de vinos y licores, cuyo monto oscila entre los tres mil a 37 mil pesos y que no es otra cosa que una sangría más a los bajos ingresos que registran.

Lo anterior fue revelado por el noveno regidor priísta, Venancio Javier Rullán Morales, luego de que un grupo de inspectores de Gobernación Municipal, al mando de su coordinador, Billy Serrano Espinosa, intimidara a los cocteleros de Playa Norte, al afirmar que expenden cervezas sin la licencia correspondiente y ejecutan un cateo en sus instalaciones.

Aseguró que el Ayuntamiento no está facultado para cobrar por venta de alcohol a los establecimientos, porque el permiso lo expide la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Copriscam).

Incluso al pagar a la Comuna, dicho “permiso” no les garantizará que puedan ofrecer a sus clientes bebidas embriagantes, por lo que el munícipe actúa por encima de la ley, externó.

El cabildante afirmó que el Ayuntamiento, a través de la Coordinación de Gobernación Municipal incurre en graves irregularidades relacionadas con los pagos de derechos de empadronamiento municipal, porque aplica el cobro de un rubro que se llama “venta de abarrotes y bebidas alcohólicas”.

Es un engaño a los propietarios de tiendas de abarrotes, de autoservicio, depósitos de cerveza, restaurantes y coctelerías, porque cuando una persona quiere dar de alta a su negocio en el padrón municipal, indebidamente generan la solicitud del cobro”.

Esto genera un fuerte gasto a los comerciantes, que piensan que con el pago a la Comuna van a resolver su problema, pero no les informan que la dependencia estatal a la que deben acudir se llama Copriscam. “El pago indebido va de tres mil 774 pesos hasta 37 mil 745, de acuerdo al tamaño y tipo de establecimiento, mientras que una tienda de abarrotes sin venta de alcohol paga entre 226 y tres mil 774 pesos”.

Acusó a Serrano Espinosa de actuar con dolo, falta de comunicación y opacidad, pues debe informar oportunamente a los propietarios de los negocios, que deben tramitar su permiso para venta de alcohol en Copriscam, y después hacer su trámite de empadronamiento municipal, “pero la Comuna lo hace al contrario, primero cobra y luego sale con que siempre no”.

Para bares y centros nocturnos el cobro por “empadronamiento” por parte del Ayuntamiento va desde siete mil 549, hasta 75 mil 490 pesos, pero el pago de ninguna manera es una autorización para vender cervezas o licores. “Solamente se trata de una exigencia abusiva por parte del alcalde panista”.

Además, la Ley de Ingresos indica que el Ayuntamiento puede otorgar, a través de un pago, la ampliación del horario de funcionamiento, cuando no está facultado para ello, pero de cualquier manera exigen entre 20 a 140 Unidades de Medida y Actualización (UMA), por cada hora autorizada, lo que equivale a entre mil 500 y 10 mil 500 pesos.

Es un cobro ilegal, porque no se puede exigir impuesto sobre impuesto, y corresponde al Gobierno del Estado expedir esos permisos y licencias, por lo que la gente no debe dejarse sorprender por parte de los esbirros de Gutiérrez Lazarus, afirmó Rullán Morales.

Finalmente mencionó que la bancada priísta en el Cabildo se abstuvo de aprobar la Ley de Ingresos 2018, por esa y otras irregularidades, “pero  aún debe ser autorizada por el Congreso Estatal, y los diputados deben analizar detalladamente y a conciencia el alcance de lo que se pretende aprobar respecto a estos rubros, para corregirlos”.

Noticia anterior

Incrementa demanda de colchas

Siguiente noticia

Portada