Inicio»Carmen»Lluvia ácida en 2 pueblos de Atasta

Lluvia ácida en 2 pueblos de Atasta

1
Compartidos
Google+

NUEVO PROGRESO.— Daños en casas, cuerpos de agua, cultivos y autos y temor, provocó la densa capa de lluvia ácida que cayó la noche del domingo y madrugada de lunes en San Antonio Cárdenas y Nuevo Progreso, la cual fue provocada por los quemadores de la Planta de Recompresión, Proceso y Transporte de Gas en Atasta.

El fenómeno inició alrededor de las 23:00 horas del domingo y finalizó a eso de las 7:00 horas del lunes, dio a conocer Carmita Castellano Segovia, presidenta del comisariado ejidal de Nuevo Progreso.

El chubasco dejó charcos de aguas negras en numerosas calles y hollín negro en vehículos, pisos, paredes, tinacos y pozos, lo que sorprendió a los residentes, quienes alarmados aseguraron que es la primera vez que ocurre.

Los 447 ejidatarios exigirán a los representantes de la Profepa que tomen cartas en el asunto, para que determine esta grave situación y cuál es el grado de contaminación que representa la caída de aguas negras, agregó Castellano Segovia.

“Pensábamos que el humo salía de la Planta Nitrógeno Cantarell, pero ayer quedó claro que la intensa columna de humo negro provenía de la planta de gas ubicada en Atasta”.

“Vamos a exigir a Pemex la reposición de las láminas de los techos de las viviendas, alambradas y el pago de los pastizales, entre otro daños causados por el fenómeno”, sostuvo.

Al parecer, a la comunidad de Atasta no le afectó debido a la dirección del viento, pero a los habitantes de San Antonio Cárdenas y Nuevo Progreso sí, y hasta el cierre de la edición ningún funcionario de la planta informó de los hechos y daños.

Castellanos Segovia relató que hay contaminación en los  cuerpos de agua, llámese pozos artesianos, estanques rústicos de cría y engorda de mojarra tilapia y cárcamos de agua potable sin tapa, y teme incremento en los casos de cáncer en las comunidades afectadas.

Esperamos que las autoridades de Pemex se acerquen a Nuevo Progreso y San Antonio Cárdenas, para dialogar con ejidatarios, pobladores, amas de casa y autoridades locales, pues todos resultaron afectados.

Anualmente —prosiguió Castellano Segovia—, numerosas personas mueren de cáncer y leucemia, lo que es atribuido a las exhalaciones día y noche de los quemadores o mecheros de la planta, que posteriormente se convierten en lluvia ácida. Son nocivas para la salud de personas y animales.

A este incidente se suma la aparición de grumos de petróleo solidificado en varios kilómetros de costas de las poblaciones, lo que afectó principalmente la actividad ribereña.

En las calles se apreció la acumulación de agua negra, mientras las columnas de humo negro ocasionadas por las exhalaciones, mayor que de costumbre, eran visibles a varios kilómetros de distancia. Aún no hay versión oficial del incidente.

Noticia anterior

Alcoholizado impacta a Chevy estacionado

Siguiente noticia

Hallan dos cadáveres en menos de 24 horas