Inicio»Carmen»Pemex, responsable de lluvia ácida en Atasta

Pemex, responsable de lluvia ácida en Atasta

1
Compartidos
Google+

Durante los últimos 30 años Petróleos Mexicanos (Pemex) ha sido el causante de la lluvia ácida en la Península de Atasta, derivado de las actividades que se realizan en la Planta de Recompresión de Gas y como herencia causan contaminación y daños a cultivos, expresó Lourdes Rodríguez Badillo, presidenta del grupo ecologista Marea Azul, A.C.

Originalmente, las evidencias que tenían era que las láminas de zinc se picaban, los alambrados se llenaban de óxido, porque se deterioraban rápidamente y en ocasiones había gran mortandad de peces, sobre todo en los cuerpos de agua que no tienen conexión con el mar, pero ahora hasta charcos de agua se forman.

Derivado de esas incidencias, Marea Azul y Red Manglar Internacional pidieron a las autoridades en que se pusieran estaciones de monitoreo de aire, hasta que lo consiguieron, pero parte de la exigencia era que informaran a la sociedad civil, que participara la Unacar y la Semarnat vigilando el área natural protegida y desde luego Pemex, recordó.

Sin embargo, las estaciones de monitoreo no reportan sino a Pemex, por lo que afirmó: “Seguimos en la misma, sin saber qué es lo que respiran las comunidades aledañas y otras no tan cercanas, pero que a través del aire llegan estos agentes contaminantes”.

Los datos son abrumadores, pues la incidencia de cáncer en la zona es muy elevada, “a pesar de que son comunidades con poca población.

Indicó que los desfogues de la Planta de Recompresión, Proceso y Transporte de Gas en Atasta que manda el hidrocarburo y el gas de las plataformas hacia Ciudad Pemex afecta severamente  a los habitantes.

Además también han recibido denuncias en Chicbul, donde reportan un polvo amarillo en las azoteas de las casas y cuando fueron a ver de qué se trataba se dieron cuenta que está compuesto por azufre, que es uno de los subproductos que se generan cuando endulzan o limpian el gas para enviarlo a Ciudad Pemex a otros procesos, sostuvo.

Resaltó que en la Península de Atasta se queda toda esa mugre, por las noches la queman y al quemarla se generan tóxicos y agentes contaminantes y cancerígenos, y se enteran sólo cuando las personas denuncian.

“Pemex gasta más dinero en maquillar las cifras, diciendo que están dentro de los rangos permitidos por la Norma Oficial Mexicana, cuando todos sabemos que los quemadores, mecheros y desfogues de la planta rebasan por mucho los estándares que se pudieran emitir a la atmósfera”.

 

Noticia anterior

Comparecen García y Ochoa en el IEEC

Siguiente noticia

“Norte” por frente frío 23