Inicio»Carmen»Contamina Caballo Eclipse el litoral

Contamina Caballo Eclipse el litoral

0
Compartidos
Google+

Protección Civil advierte que derivado de las fuertes corrientes marinas que genera el frente frio número 25, el diésel que emana del escorado buque Caballo Eclipse llegará a las playas del municipio.

Para Julio Manuel Sánchez Solís, director de Protección Civil, aunque como instancia local no reciben una queja por los daños a la vista, sí es necesaria la intervención de las autoridades federales de medio ambiente.

“Estamos enterados que recalaron sobre la costa varios objetos que eran propiedad del barco, y lo más lógico es que el combustible tenga el mismo destino, lamentablemente”, sostuvo.

La mancha de combustible y aceite emanado del navío ladeado, son clara muestra de la contaminación que recibe el ecosistema local en el municipio, dijo.

En tanto la representante del grupo ecologista Marea Azul, Lourdes Rodríguez Badillo, lamentó que empresas como Oceanografía se enriquecieron con la bonanza petrolera, ahora en agradecimiento dejan barcos abandonados que pronto serán chatarra contaminante.

Apuntó que actualmente hay cinco buques varados en la costa carmelita, que han soltado diésel y aceite al mar, lo que no parece importarle a nadie, porque no se ha procedido en contra de los responsables.

Indignada, luego del naufragio del barco Caballo Eclipse, ocurrido el sábado pasado, la activista enfatizó que abandonan los barcos dentro de una reserva de flora y fauna.

“No puede ser que ninguna instancia se dé a la tarea de normar a las empresas dueñas de las embarcaciones. Si no están aseguradas, debe haber responsables por esa negligencia, porque se deben resolver estos varamientos”.

Señaló tener la certeza de que los cinco barcos encallados, no son los únicos que la administración de Oceanografía planea dejar al garete, para deslindarse de los costos de mantenimiento y salarios de la tripulación.

Ante la notable indiferencia de las autoridades, los grupos ecologistas locales interpondrán las denuncias correspondientes y exigirán que se proceda con todo el peso de la ley contra los culpables, expresó Rodríguez Badillo.

 

A PIQUE EL SÁBADO

El pasado sábado, el Caballo Eclipse, uno de los buques de la naviera Oceanografía zozobró ante las marejadas y fuertes vientos ocasionados por el frente frío 24.

Los anteriores fueron Titán II, Caballo Azteca, Caballo de Trabajo y Edeavour, que sin combustible para el funcionamiento de las máquinas y sin mantenimiento sucumbieron al oleaje que los llevó a encallar, al primero el 4 de febrero de 2016, y a los otros tres el 11 de septiembre, 25 de octubre y ocho de diciembre de 2017, respectivamente.

Recalcó que estos navíos son los primeros cinco de una larga lista, señalando que existe grave corrupción y complicidad entre las autoridades, porque la administración de Oceanografía simplemente los abandonan, sin que haya consecuencias legales.

EMBARCACIÓN, SERIO PELIGRO PARA RIBEREÑOS

Los objetos que se desprenden del Caballo Eclipse y flotan a la deriva en el Golfo de México, representan un serio peligro para los pescadores carmelitas, así lo consideraron los dirigentes ribereños José Luis Escalante Morales y Baudelio Cruz Coronel.

Indicaron que desde el hundimiento, algunos compañeros pescadores han mencionado que se encontraron con despojos del navío de Oceanografía, lo que los obliga a tomar las precauciones necesarias.

En tanto Escalante Morales sostuvo que desde tanques de aceite, cables de acero, hasta una lancha de auxilio conocida como mandarina, forman parte de los restos del barco.

“Se trata de cosas que son imperceptibles durante la madrugada, tiempo en el cual la flota de lanchas ribereñas sale a toda prisa con rumbo a la zona de pesca. Entonces pueden golpear algunos de los objetos y las consecuencias serían lamentables”, recalcó.

Además ya se han presentado denuncias ante la Capitanía de Puerto, para que los buques de la Secretaría de Marina busquen y recojan los desechos, pero hasta ahora ha sido nula la respuesta de las autoridades marítimas y portuarias, dijo.

Señaló que si los recogen se quedan sin espacio en las lanchas y además de que algunas de las cosas que flotan son muy pesadas, así que deben dejarlas a la deriva.

En la zona del nuevo atracadero del Puerto Industrial y Pesquero “Isla del Carmen” recalaron cuatro tanques de 200 litros, algunos de aceite y otros más de combustible, además, en las playas de la colonia Tierra y Libertad arribó una lancha de rescate denominada “mandarina”, mientras que en la zona de Playa Norte hay maderas, cuerdas, entre otros objetos, puntualizó.

Por su parte, Cruz Coronel recordó que durante algunos recorridos de los lancheros se han encontrado flotando un objeto conocido como “viuda”, es decir la canastilla que utilizan en la industria petrolera para trasladar a los obreros desde el barco a una plataforma de Pemex.

Otra de las afectaciones que se presentan con el viraje del Caballo Eclipse, es el vertimiento de aceite y diésel que tenía en sus compartimientos, porque siguen impregnando las aguas de las costas carmelitas.

Noticia anterior

Remodelarán el ‘Azcárraga García’ con más de 9 mdp

Siguiente noticia

Lentos, trámites sobre energías alternas: CCE