Inicio»Carmen»Embarcación, serio peligro para ribereños

Embarcación, serio peligro para ribereños

0
Compartidos
Google+

Los objetos que se desprenden del Caballo Eclipse y flotan a la deriva en el Golfo de México, representan un serio peligro para los pescadores carmelitas, así lo consideraron los dirigentes ribereños José Luis Escalante Morales y Baudelio Cruz Coronel.

Indicaron que desde el hundimiento, algunos compañeros pescadores han mencionado que se encontraron con despojos del navío de Oceanografía, lo que los obliga a tomar las precauciones necesarias.

En tanto Escalante Morales sostuvo que desde tanques de aceite, cables de acero, hasta una lancha de auxilio conocida como mandarina, forman parte de los restos del barco.

“Se trata de cosas que son imperceptibles durante la madrugada, tiempo en el cual la flota de lanchas ribereñas sale a toda prisa con rumbo a la zona de pesca. Entonces pueden golpear algunos de los objetos y las consecuencias serían lamentables”, recalcó.

Además ya se han presentado denuncias ante la Capitanía de Puerto, para que los buques de la Secretaría de Marina busquen y recojan los desechos, pero hasta ahora ha sido nula la respuesta de las autoridades marítimas y portuarias, dijo.

Señaló que si los recogen se quedan sin espacio en las lanchas y además de que algunas de las cosas que flotan son muy pesadas, así que deben dejarlas a la deriva.

En la zona del nuevo atracadero del Puerto Industrial y Pesquero “Isla del Carmen” recalaron cuatro tanques de 200 litros, algunos de aceite y otros más de combustible, además, en las playas de la colonia Tierra y Libertad arribó una lancha de rescate denominada “mandarina”, mientras que en la zona de Playa Norte hay maderas, cuerdas, entre otros objetos, puntualizó.

Por su parte, Cruz Coronel recordó que durante algunos recorridos de los lancheros se han encontrado flotando un objeto conocido como “viuda”, es decir la canastilla que utilizan en la industria petrolera para trasladar a los obreros desde el barco a una plataforma de Pemex.

Otra de las afectaciones que se presentan con el viraje del Caballo Eclipse, es el vertimiento de aceite y diésel que tenía en sus compartimientos, porque siguen impregnando las aguas de las costas carmelitas.

 

Noticia anterior

Reyes de discapacidad preparan su comparsa

Siguiente noticia

Alboroto en taquillas del Nelson Barrera