Inicio»Carmen»Se llena la ciudad de desperdicios

Se llena la ciudad de desperdicios

1
Compartidos
Google+

El programa emergente de recolección de basura implementado por el Ayuntamiento es ineficiente, porque no se cuenta con el personal capacitado ni las unidades adecuadas, y la acumulación de bolsas con desperdicios en calles de la ciudad sigue en aumento.

Manifestaron lo anterior vecinos de las colonias Cuauhtémoc, Tecolutla, Manigua, Aviación, Limonar y Centro, Martín Sánchez Merino, María Asunción Medina López, José Herrera Flores, Fernando Martínez Reyes, Noemí Crespo Rojas, Magali Ríos Verdejo, Rosa Ocaña Martínez, Lourdes Rejón Abre, Margarita Zavala Montiel, Sonia Llanos Ventura y Juana María Hernández May.

Se quejaron por el deficiente servicio de recolección de basura, pues el personal emergente a bordo de camionetas y volquetes habilitados como recolectores, no pasan cuando deben, ni cumplen los horarios y rutas previstos.

Indicaron que el servicio de Promotora Ambiental de la Laguna, S.A. de C.V. (PASA) y de la Comuna no se diferencian en nada, pues los dos han demostrado que no pueden con el paquete y no saben por qué el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus se mete a tratar de suplir un trabajo que desconoce, cuando lo que debería de hacer es contratar a otra empresa que proporcione un buen servicio.

Denunciaron que los obreros de PASA piden su “mochada” para tomar las bolsas y llevárselas, y si el ciudadano se niega, dejan de recoger la basura.

Al mismo tiempo, la Comuna exige onerosos impuestos, impone multas a los comercios, además del constante acoso de los inspectores de Gobernación Municipal, pero no da buenos servicios públicos, se quejó Sánchez Merino, comerciante de la colonia Cuauhtémoc.

En tanto Martínez Reyes, otro de los quejosos, sostuvo que ve los camiones recolectores de PASA pasar solo frente a tiendas departamentales o de autoservicio. A esos lugares no les falla, pues la empresa de limpieza también cobra a estos comercios, pero como allí sí les exigen puntualidad, calidad y eficiencia, cumplen rigurosamente, de lo contrario pierden el contrato.

Los administradores de la empresa norteña que se dedica a la recolecta de la basura en la ciudad, han omitido hacer algún tipo de declaración oficial sobre el pésimo servicio que otorga a la ciudadanía, negándose en varias ocasiones a conceder una entrevista a los medios de comunicación.

Los trabajadores, temerosos de ser despedidos, tampoco formulan declaraciones, pues recuerdan que los que tiempo atrás decidieron apoyar el movimiento de huelga, manifestaciones y bloqueos al relleno sanitario, exigiendo mejores condiciones laborales y equipo adecuado para trabajar, fueron despedidos sin justificación y solo se les pagó una miseria como liquidación, mencionaron.

Noticia anterior

Rosiñol Abreu va de nuevo por la alcaldía

Siguiente noticia

Prevén lluvias en sur de la entidad