Inicio»Carmen»Inviable la promesa de instalar refinería

Inviable la promesa de instalar refinería

1
Compartidos
Google+

El Área Natural Protegida de Flora y Fauna Laguna de Términos no puede albergar una refinería de combustibles, tan sólo los oleoductos que suministrarían la materia prima a las instalaciones representan por si solas un peligro latente para la flora y fauna del lugar.

Señaló lo anterior José Hernández Nava, director del Área Natural Protegida de Flora y Fauna Laguna de Términos, al referirse a los dichos de algunos actores políticos, sobre la presunta instalación de dos refinerías, una en la Península de Atasta y la otra en Carmen. Andrés Manuel López Obrador anunció que instalaría una refinería en este municipio.

Ambas zonas —explicó—, tienen humedales de importancia internacional, denominada sitio Ramsar. Además cualquier intención de Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) que se presente, dará como resultado una negativa total y rotunda a la construcción y operación de las instalaciones de tratamiento de hidrocarburos.

Aun —en el supuesto de los casos— cuando la refinería sea instalada en un área donde ya exista un impacto al ecosistema, los tubos de metal que sirven para ingresar el petróleo crudo y los que sacan el combustible ya tratado, si deberán cruzar manglar y humedales, lo que seguramente generará un rechazo al proyecto que se planteara.

Las refinerías son una bomba de tiempo, pues en otros estados han tenido explosiones de oleoductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), generando daño ecológico, la muerte de especies y animales, así como la pérdida de vidas humanas, explicó Hernández Nava.

Sostuvo que son más de 40 mil hectáreas de humedales y manglar que están dentro del Área Natural Protegida  Laguna de Términos, de las cuales entre tres y cuatro por ciento han tenido un impacto por la mano del hombre.

“Entonces existe muy poco espacio para colocar las refinerías y mucho menos lugar para poder colocar toda la infraestructura que demanda el transporte de los insumos y materiales que requiere la factoría de combustibles”.

Hernández Nava dejó claro que no se trata de ir en contra del progreso de la industria, sobre todo si esta genera empleos y la subsecuente derrama económica, pero no puede ir en agravio de los daños al ecosistema local.

Hay otras áreas donde se puede colocar la refinería —expresó Hernández Nava— pues desde hace años se planteó el tema dentro de la zona de la Región de los Ríos, pero también debe realizarse un estudio, para determinar por donde pasaran los gasoductos.

La idea es buena —sin hacer referencia a las declaraciones de López Obrador— pero se debe analizar concienzudamente donde y como se instalara, pues la industria petrolera y el medio ambiente si pueden coexistir cuando existe respeto entre ambas.

Noticia anterior

Pronostican cielo nublado y lloviznas

Siguiente noticia

Casi se electrocuta en techo de tienda